publicidad
movil como animal de compania

Tecnologa,

Móvil... como animal de compañía

 [05 de febrero de 2014 | No hay Comentarios ] Raúl Sanahuja Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Dicen que tu compañero más fiel es quien primero saluda al empezar un nuevo día. Dicen que es lo último que ves cuando te decides por ir a dormir. Dicen que es quien te recibe al llegar a casa. Dicen que es quien recibe más caricias por tu parte. Si todo eso es cierto, no hay duda... hablamos de tu móvil.

Raúl Sanahuja

Los perros ya no están de moda. Hace unos años identificabas modus vivendi, tipología de personas, características intrínsecas del ser humano, gustos, sueños… hasta placeres, incluso, sólo mirando el animal de compañía que acompañaba las viejas almas solitarias. Perros flacos, perros gordos, gatos con pelo, gatos recién salidos de la sesión de esquilado, lagartos de todos los colores y hasta loros de lengua incansable. Todos y cada uno de ellos respiraban y dibujaban cual lápiz inquieto una figura altamente disonante, la de sus acompañantes. Los paseos matutinos, las salidas nocturnas, las miradas, miradas, miradas. Además de la terrible desazón que provocaba llegar a casa y… “cariño, ¿puedes sacar a Boby?”. Cuando lo que realmente querrías escuchar es un: “cariño, ¿te apetece una cerveza?”.
 
Pero esos eran otros tiempos…
Recuerdo el famoso anuncio del pulpo y el animal de compañía. Se me ocurre que, a día de hoy, el perfecto animal de compañía parece ser el móvil. Siempre fiel, siempre a tu lado, siempre esperando una caricia, el cosquilleo de tus dedos acariciando su lomo. Si hasta se estremecen cuando los tocas un poco, cuando les demuestras cariño (excepto los excelsos aburridos que desactivan la función vibrador. Brrrr). Ya no hay escenas de sofá sin un móvil por ahí en medio, descansando o llamando tu atención. Caricias, caricias, achuchones varios. El móvil como animal de compañía.
 
¿Conoces a alguien que no saque a pasear su móvil? ¿Quién es el primero en saludarte por la mañana? ¿Cuántas verdaderas cagadas salen de tu móvil?
 
 
Los antiguos caniches con el pelo esquilado a bolas, collares de Louis Vuitton, uñas perfectamente alineadas y morro abrillantado… ya no están de moda. Los auténticos cazadores de miradas, las insidiosas damas de alta alcurnia y baja autoestima… ahora se pasean con móviles engalanados con diamantes, grandes y descarados móviles, o pequeños y lujosos gadgets de la escucha íntima y la visión ajena. Ya sólo faltan los concursos de móviles… bueno, quizás el MWC acabe siendo eso.. ¿o no?
 
Él nunca lo haría
Piratas solitarios, sirenas sin rumbo, agorafóbicos desbocados, los vecinos de la calma… todos se sienten mejor acompañados de su móvil. Quienes anteriormente, en situaciones de vergüenza o inseguridad dejaban caer su mano buscando el pelo de su mascota y soltando una caricia que calmase su personal ansiedad se sentían reconfortados… ahora buscan el menú de su móvil y desplazan rápidamente su pulgar, cual caricia desmedida, twitter- facebook- instagram-pinterest-linkedin-googleplus-youtube-whatsappeando. La calma llega. El móvil como animal de compañía. No más almas solitarias, no más perros sin sentido, no más gatos de salón, hasta hurones desubicados. No más pelos en tu sofá.
Eso sí, si te vas de vacaciones, no lo abandones. Basta con ponerlo en silencio (¡y activa la función vibrador, que no cuesta nada!). El móvil como animal de compañía. Yo, por lo pronto, acabo de cambiar el sonido de llamada. ¡Guau!