publicidad
famosos en vuelos turbulentos

Otros,

Famosos en vuelos turbulentos

 [24 de febrero de 2016 | No hay Comentarios ] Oiane Flaño Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Alcohol, drogas, y monopatines, entre otros, han hecho que algunos famosos lideren el ranking las expulsiones de avión más sonadas que ha elaborado el buscador Jetcost

Oiane Flaño

Cuando los famosos se montan en un avión las miradas de los demás pasajeros se centran en ellos, más aún, si durante el trayecto se producen situaciones embarazosas, fruto del miedo a volar o del alcohol, por ejemplo. Durante 2015 algunos famosos han protagonizado vuelos turbulentos, y el buscador Jetcost ha hecho una recopilación de los más sonados, como el del diseñador de joyas y actor Waris Ahluwalia debido al turbante y la barba que siempre luce y que le dejaron en tierra, tras la negativa del personal de Aeroméxico a que abordara un avión con destino a Nueva York. Aunque algunas historias bien podrían haberlas protagonizado ciudadanos de a pie, por lo casual e incluso absurdo de su ‘escándalo’.
 
¿Se imaginan querer embarcar a un avión con un monopatín ‘segway’ como equipaje de mano? Al Actor Russell Crowe le parece algo común, pero esto le genero algún problema en un avión proveniente de Sidney ya que un agente de vuelo le aseguró que las baterías de litio que utiliza son consideradas un riesgo en las alturas, ya que algunos de ellas han llegado a explotar. A Crowe parece que no le terminó de convencer la explicación de la compañía y descargó su ira en las redes sociales debido a que no le habían informado cuando compró los billetes: “Ridículo @VirginAustralia. ¿No se puede llevar 'segway' como equipaje? Decírnoslo en el aeropuerto fue demasiado tarde. Adiós Virgin. Nunca más”, escribió.
 
El que parece que no tiene este tipo de problemas con las prohibiciones a embarcar los aerodeslizadores es Justin Bieber, ya que vuela en su avión privado de 60 millones y dedica el tiempo entre aeropuerto y aeropuerto a pasearse por la cabina montado en uno de ellos.
 
Más bochornosa y sonora fue la bronca de la modelo Kate Moss. Es sabido que ha vivido momentos complicados en su vida, durante los cuales las cámaras han captado su lamentable estado, algo que también le ocurrió en un avión con destino a Londres. Según algunos testigos, la modelo, escoltada en todo momento en el aeropuerto, como celebrity que es, llamó al piloto ‘palurdo’. Aseguran que “estaba un poco borracha y tuvo una discusión con otro pasajero del vuelo cuando le negaron alcohol y entonces se sirvió su propio vodka de su equipaje de mano, pero no fue agresiva con nadie y fue realmente divertido”. Este incidente hizo que se denunciara a la pasajera por mala conducta por lo que los agentes la escoltaron fuera del avión. Finalmente, no se presentó una queja formal contra ella ni fue arrestada.
 
El alcohol también jugó una mala pasada a la exuberante y famosa cantante de los 80, Samantha Fox. Por lo visto, la cantante comenzó a insultar al personal de cabina por tener que abonar 30 libras de más por el exceso de equipaje y por el largo tiempo que estuvo haciendo cola antes del embarque. Una de las frases que supuestamente dijo la cantante fue: "No debería estar haciendo cola con esta gente”. Sin embargo, la portavoz de la cantante negó en todo momento que esta estuviera bebida, que se dirigiese al resto de pasajeros o que se mostrase como una diva caprichosa. Según esta portavoz Samantha pagó las 30 libras y se puso a explicarle al pasaje que tenía embarque prioritario por lo que no consideraba que tuviera que estar haciendo cola para subir al avión y que acabó embarcando en un vuelo posterior.
 
En mayo del pasado año, la cantante canadiense Sarah Blackwood fue expulsada de un avión de United Airlines que iba de San Francisco a Vancouver porque su bebé de 23 meses no dejaba de llorar. "Fue uno de esos días donde yo estaba haciendo mi mejor esfuerzo para calmarlo, pero no lo lograba", dijo la cantante. En dos ocasiones, durante el tiempo en el que Sarah trataba de calmar a su hijo, dos auxiliares de vuelo, de la compañía United Airlines, le dijeron que debería calmar a su hijo y si no lo lograba, "deberían abandonar el avión ya que el personal no se sentía seguro en el avión con su hijo". Y así lo hicieron. La compañía asegura que aunque se le había pedido que sentara al bebé, la cantante intentaba dormirle dando paseos por el pasillo.
 
Difícil olvidar el vuelo en el que el rapero Lil Wayne fue expulsado tras encender un cigarrillo de marihuana minutos después del despegue. El piloto del avión, que tuvo que volver al aeropuerto 17 minutos después del despegue, le había advertido al artista que no estaba permitido el consumo de la sustancia durante el vuelo, según informó la página de noticias TMZ. Sin embargo, Wayne no hizo caso a la advertencia y encendió el cigarrillo de marihuana junto con su grupo de amigos.