publicidad
la primavera la alergia altera

Salud,

La primavera la alergia altera

 [02 de abril de 2016 | No hay Comentarios ] Victoria Carmona Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

La alergia es una respuesta exagerada del sistema defensivo a sustancias inocuas para la mayoría de las personas, aunque afecta a más del 20% de la población, produciendo manifestaciones como la conjuntivitis, la rinitis, urticaria y en algunos casos, incluso asma bronquial.

Victoria Carmona

En España hay cerca de 10 millones de personas que sufren enfermedades alérgicas. Cada año esta cifra va aumentando en un 2% y se estima que en 2050 se cree que más de la mitad de los españoles padecerán esta molesta afección.

¿Qué es la alergia?

Es una reacción exagerada del organismo (sistema inmunitario) que reconoce como extraña y dañina una sustancia que es inofensiva para la mayoría de las personas y se denomina alérgeno. Esto provoca una reacción que desencadena una serie de síntomas característicos y el sistema inmunitario responde generando una gran cantidad de anticuerpos llamados IgE.

Aunque en un primer contacto no produce en el individuo ningún síntoma, éste quedará sensibilizado de forma que ante futuros contactos, se liberarán los síntomas típicos de la alergia. Las tres causas más frecuentes de alergia en adultos son los pólenes, el polvo y los ácaros.

Manifestaciones más frecuentes

-  Conjuntivitis alérgica: afecta a los ojos y produce lagrimeo, picor, enrojecimiento, escozor e hinchazón.

-  Rinitis: afecta a la nariz y presenta congestión y secreción nasal, así como picor y estornudos.

-  Urticaria: afecta a la piel, que presenta picor, enrojecimiento, inflamación o hinchazón.

- m Asma bronquial: afecta a los bronquios y produce tos, silbidos en el pecho y fatiga.

Tratamientos y remedios

La principal medida es evitar el contacto con el alérgeno, aun así existe una variedad de productos eficaces que alivian los síntomas. Estos tratamientos suelen dividirse en:

-  Cromoglicatos: evita que la histamina se libere en el cuerpo.

-  Antihistamínicos: bloquean los receptores de la histamina, inhibiendo por tanto sus efectos. Son los fármacos más empleados en el tratamiento de la alergia.

-  Inmunoterapia: consiste en administrar repetidamente los alérgenos hasta conseguir que sean tolerados por el cuerpo.

- Corticoides: fármacos con acción antiinflamatoria y supresora de reacciones de defensa, aunque suelen producir bastantes efectos secundarios.