publicidad
resnais mon amour

Cultura , Viajes y Escapadas,

Resnais, mon amour

 [07 de marzo de 2014 | No hay Comentarios ] Álvaro Bardón Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Fallece Alain Resnais, una de las figuras clave del cine francés. El director de obras como Hiroshima, mon amour o Loin du Vietnam deja huérfano al cine francés.

Álvaro Bardón

Hagamos historia: a principio de los 50, aparece en Francia un grupo de escritores y críticos de cine vinculados a la revista Cahiers du Cinéma que acuñan el término Nouvelle vague (Nueva ola) para referirse a una nueva manera de entender el cine: intelectual, urbano, detallista, autorial, de oficio… Para ellos la cámara es la protagonista como lo es la pluma para el escritor. En cuanto tienen la oportunidad, empiezan a participar de sus propios proyectos como guionistas o realizadores.

Así, en 1958 aparecen dos film de Claude Chabrol: El bello Sergio y Los primos y uno más de Luois Malle, Los amantes. Un año después Los 400 golpes de de François Truffaut. Y en 1960 Al final de la escapada de Jean-Luc Godard.

Admiran sin complejos a Hitchcock, Lubich, Buñuel y Welles y las producciones de Jean Renoir, Marcel Carné o Jean Vigo. Y revolucionan el cine desde un ponto de vista técnico, estético y de autoría: intelectual y político.

Alain Resnais fue una de las figuras clave de esta nouvelle vague con cuatro obras capitales:  Hiroshima, mon amour (1959), El año pasado en Marienbad (1961), Muriel (1963) y La guerra ha terminado (1966). Filmaría casi treinta películas hasta su muerte el pasado sábado.

Sin autores como Resnais no entenderíamos el cine como lo hacemos: como un arte completo, adulto, no marginal y capaz de desarrollar historias y conceptos más allá del simple entretenimiento.