publicidad
tratamientos adelgazantes realizados por especialistas

Cuerpo y Mente,

Tratamientos adelgazantes realizados por especialistas

 [29 de octubre de 2016 | No hay Comentarios ] Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El mejor método de adelgazamiento saludable que los especialistas defienden se basa en una dieta sana y equilibrada, hacer ejercicio y cambiar hábitos inadecuados sin seguir malos consejos que suponen un enorme riesgo para la salud. Son numerosas las nuevas terapias relacionadas con la reducción del sobrepeso y se nos ofrecen muchas posibilidades que están siendo utilizadas como tratamiento único o en combinación con una dieta personalizada. Consulta a tu médico y acude a un centro especializado que te ofrezca garantías sanitarias.

Carmen Reija

Las posibilidades terapéuticas son muy numerosas, pero debemos pensar en que no sólo presentan ventajas, sino que también plantean inconvenientes que es necesario conocer antes de iniciarlas. Es fundamental el consejo médico para evitar problemas de salud que pueden llegar a ser graves, por lo que no se recomienda su utilización sin supervisión médica. Entre las más utilizadas destacarían:

-Acupuntura, pues aunque no hay datos específicos que confirmen su poder adelgazante, sí se reconoce que la aplicación de agujas en ciertas zonas del cuerpo favorece la liberación de endorfinas y ayuda a equilibrar el sistema endocrino. Esta capacidad permite que quienes están siguiendo una dieta adecuada para reducir su peso, puedan sentirse más relajados y eviten (o reduzcan) el consumo compulsivo de ciertos alimentos que les engordan. La reducción del estrés generada por esta terapia actúa como coadyuvante si se sigue una dieta correcta y se modifican los hábitos de vida perjudiciales.

-Fitoterapia, consistente en la utilización de principios activos procedentes del reino vegetal. Estos compuestos presentan una actividad específica que favorece la pérdida de peso, la reducción de la retención de líquidos, la eliminación de la celulitis, etc. Presentan efectos secundarios que deben ser conocidos por el consumidor y no deben utilizarse sin control médico. No pueden administrarse a determinados grupos de población como embarazadas o niños.

-Lipoterapia, basada en la aplicación de inyecciones (una combinación de enzimas, vitaminas y medicamentos a dosis bajas) para disolver la grasa localizada en ciertas zonas del cuerpo. No es un método de adelgazamiento; simplemente es una ayuda para quienes están siguiendo un plan de reducción de peso. Pueden presentarse efectos secundarios asociados a los productos inyectados así como hematomas, hinchazón y dolor.

-Mesoterapia, inyección de sustancias (minerales, vitaminas, aminoácidos, etc.) capaces de disolver la grasa corporal acumulada en el mesodermo (una capa de la piel). Además, mejora la circulación sanguínea y linfática, lo que permite corregir problemas de inflamación de las piernas y la aparición de varices. Se considera adecuada para tratar la celulitis y mejorar el contorno de la zona en la que se aplica (glúteos, muslos, etc.). Debe combinarse con la dieta y el ejercicio, pues no es un tratamiento para la obesidad. Se desaconseja a embarazadas, en período de lactancia, problemas de coagulación sanguínea, afecciones cutáneas o infecciones. Pueden aparecer efectos secundarios como enrojecimiento e inflamación en la zona, hematomas, molestias o reacciones alérgicas a las sustancias inyectadas.

-Reflexología, se refiere a la estimulación manual de determinados puntos de los pies, manos, orejas o nariz (denominados zonas de reflejo) para obtener efectos beneficiosos en órganos concretos. En el caso de la obesidad, se deben tratar zonas correspondientes a la ansiedad, circulación sanguínea, corazón y aparato digestivo, pues son los más implicados en el incremento de peso y su reducción.