publicidad
el ordenador me enferma

Cuerpo y Mente,

El ordenador me enferma

 [05 de enero de 2017 | No hay Comentarios ] Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Un elevado porcentaje de personas viven enganchadas al ordenador. Normalmente es por motivos laborales, aunque hay quienes lo utilizan como vehículo de relación y ocio al que dedican demasiado tiempo. Su uso inadecuado provoca varias patologías evitables modificando actitudes negativas relacionadas con los ojos, el cuello, la espalda, la muñeca y las piernas. Los problemas psicológicos se asocian a la adicción que genera el nuevo mundo virtual en personas solitarias que lo utilizan –en exceso- y como vía de escape. En todos los casos, deberías consultar al médico.

Carmen Reija

Las patologías funcionales más frecuentes incluyen:

- Dolor en cuello y espalda, que va unido al exceso de horas incorrectamente colocados ante el ordenador. Las posiciones adoptadas ante la pantalla causan, como mínimo, contracturas musculares dolorosas que deben ser tratadas con calor local, antiinflamatorios y analgésicos (por vía tópica y oral) e incluso rehabilitación fisioterapéutica. Para evitarlo, utiliza la denominada “higiene postural”: adopta posturas adecuadas ajustando la silla a la altura de la mesa, coloca un reposo lumbar (cojín) y un atril a la altura de los ojos para no forzar giros del cuello. También los ejercicios de relajación muscular y la natación previenen la aparición de estos problemas.

- Tendinitis y/o túnel carpiano por la inflamación de la muñeca con los movimientos del ratón. Los síntomas incluyen adormecimiento de la mano, dolor desde el antebrazo hasta los dedos, hormigueo, falta de fuerza en la mano, etc. El tratamiento consiste en tomar analgésicos y/o antiinflamatorios, infiltraciones locales con corticoides, uso de una férula nocturna y cirugía para liberar el nervio atrapado. Preventivamente es adecuado usar un ratón ergonómico con alfombrilla, un teclado ergonómico sobre base blanda, mover la articulación adecuadamente, colocar el brazo y la mano apoyados en la mesa, etc.

- Problemas circulatorios relacionados con la falta de ejercicio y el sedentarismo que provocan retención de líquidos, hinchazón, celulitis, varices, etc. Los que lo sufren notan las piernas pesadas, los brazos hinchados, dolor en los tobillos, poca energía, etc. Para evitarlo, coloca los pies sobre un elevador bajo la mesa, no cruces las piernas al trabajar, utiliza medias de compresión, aplica cremas con efecto frío para mejorar la circulación, etc. El mejor tratamiento es el drenaje linfático (un tipo de masaje para eliminar las toxinas acumuladas en tantas horas de trabajo), nadar, caminar, pedalear, hacerse automasajes en pies y piernas, etc.

- A nivel ocular, los especialistas hablan de un “síndrome de la visión del ordenador”, padecido por trabajadores de oficina que pasan muchas horas ante la pantalla debido a que fuerzan la vista, sin parpadear lo necesario para trabajar a corta distancia. Se caracteriza por visión nublada, cansancio al leer, dolor de cabeza y pesadez frontal, irritación y enrojecimiento ocular, sensación de ojo seco y/o lagrimeo excesivo. Debes acudir al médico que te indicará la necesidad de utilizar el colirio adecuado, suero fisiológico o lágrimas artificiales si fuera necesario humectar los ojos. Haz ejercicio con los ojos para reducir la fatiga y fortalecer la musculatura, pues la terapia visual está recomendada. Preventivamente, descansa unos minutos cada hora de trabajo mirando al horizonte y parpadea, levántate de la silla y mira por la ventana, utiliza un buen monitor de pantalla plana y oriéntalo para evitar reflejos, aprovecha la luz natural, trabaja con letra grande y mantén limpia la pantalla para evitar forzar el ojo.