publicidad
iquestmantendriacuteas relaciones o te casariacuteas con un robot

Tecnología, Otros, Otros,

¿Mantendrías relaciones o te casarías con un robot?

 [09 de diciembre de 2016 | No hay Comentarios ] Guillem Alsina Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Según un experto en robótica, los robots sexuales serán cada día más habituales, y gracias a la inteligencia artificial implementada en estos, sobre el año 2050, veremos las primeras bodas entre humanos y seres artificiales.

Guillem Alsina

Foto de portada: aunque parezca una modelo, en realidad es una RealDoll de segunda generación, una muñeca sexual

 

Dicen que el sexo es uno de los motores que mueve a la humanidad. Algunos dicen que es el poder, pero los partidarios de la opción más básica y primaria afirman que, al fin y al cabo, el poder es un medio para conseguir llegar al sexo que se desea.

 

Este motor podría cambiar de formas en las próximas décadas, introduciendo los robots (que ya empiezan a ser presentes en otros aspectos de nuestra vida cotidiana) como un elemento más de la sexualidad humana, pero no solamente de esta, sinó como intereses amorosos.

 

Por lo menos, esto es lo que afirma David Levy, experto internacional en robótica del diario británico Daily Mail, en un artículo firmado en la misma publicación.

 

En este artículo, Levy afirma que, para el año 2050, ya podremos ver las primeras bodas entre humanos y robots, fruto del espectacular avance en la ciencia de la robótica, que nos llevará a tener entre nosotros creaciones robóticas que aparenten físicamente seres humanos y que se comporten como tales, lo que despertará sentimientos amorosos en los mortales.

 

Además, dichos robots, siempre según el argumentario de Levy, serán capaces de reproducir conductas humanas destinadas al juego amoroso, como el flirteo, los susurros sensuales al oído... toda la panoplia de “armas de seducción” que los humanos utilizamos entre nosotros a día de hoy.

 

En el aspecto físico, ya se dispone de ciertos elementos, que son los que se montan en muñecos y muñecas sexuales de alta calidad, disponibles en el mercado norteamericano a partir de los 5.000 dólares.

 

A estos elementos, se les unirán en un futuro próximo pieles sintéticas capaces de simular de forma versemblante el tacto de la piel humana, así como elementos que permitirán aumentar y descender la temperatura “corporal” de los robots.

 

Una empresa que ya se está adelantando a los tiempos que, según Levy, tienen que venir, es Abyss Creations, responsable de RealDoll, una serie de muñecas sexuales de alta calidad que, por su parecido físico con una persona, y sus materiales de alta calidad, no tienen nada a ver con las muñecas hinchables que tan acostumbrados estamos a ver en las despedidas de soltero.

 

Pero será la inteligencia artificial la que proporcione el “toque final” para que estas creaciones robóticas puedan enamorarnos (literalmente), ya que podrán conversar con nosotros como lo haría cualquier otro ser humano sobre los temas que más nos interesen.

 

Y a ti ¿qué te parece? Tomar como pareja (sexual o afectiva) a un robot ¿va a ser una forma fácil de escaparse de la timidez y a las inseguridades? ¿o bien va a ser un paso normal más en la evolución de la condición humana?