publicidad
el pescado es imprescindible para los nintildeos

Pequeos,

El pescado es imprescindible para los niños

 [27 de enero de 2017 | No hay Comentarios ] Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El pescado es uno de los componentes fundamentales de una dieta sana y equilibrada. Debe estar presente en ella, en forma de varias raciones a la semana, sin olvidar a los niños que lo suelen rechazar. Lamentablemente, no es lo que más consumimos con más habitualidad según los datos que manejan los expertos en la materia. Debemos cambiar esa tendencia y aprovechar las ventajas que aportan este tipo de alimentos.

Carmen Reija

El pescado se considera una excelente fuente de proteínas, minerales (hierro, magnesio, selenio, etc.) y ácidos grasos omega-3 y presenta un bajo contenido en calorías, grasas saturadas y colesterol. Algunos datos pueden hacernos entender la importancia que su consumo tiene sobre nuestro organismo:

-En mujeres embarazadas y en época de lactancia y niños en los primeros años de desarrollo es fuente de ácidos grasos y yodo, necesarios para el funcionamiento del sistema nervioso central.

-Su consumo habitual se relaciona con un menor riesgo de muerte por enfermedades cardiovasculares, depresión, infarto y demencia senil. Contiene ácidos grasos omega-3 que participan en el control de la tensión arterial, mejoran la función cardiaca y reducen el impacto de otros factores de riesgo cardiovascular.

-Su alta digestibilidad lo hace apto para cualquier situación en que existan problemas de digestión. Además, una vez eliminadas las espinas, puede incorporarse perfectamente a cualquier puré.

-Aporta vitaminas A y D con un equilibrio muy adecuado de los nutrientes. -Las proteínas del pescado contienen todos los aminoácidos esenciales.

-Las grasas se encuentran fundamentalmente en el pescado azul. El blanco y el marisco casi no las contienen.

-Es fuente de minerales (yodo, zinc, calcio, hierro y fósforo) imprescindibles para el organismo.

-Si compras pescado fresco, que lo sea de verdad. Ojos negros, branquias rojas y brillantes, escamas bien pegadas y enteros.

-Si optas por el marisco, debe tener movilidad, oler a fresco y estar bien etiquetado.

-Elige pescado de litoral. Intenta evitar los procedentes de aguas lejanas, los de piscifactorías mal controlados y tratados, los que acumulan dioxinas y metales pesados, etc. Mejor el de temporada, pues estará en su mejor momento y su precio será adecuado. Tampoco compres a furtivos ni en época de veda o con alerta de toxinas.

Los últimos estudios indican que algunas especies acumulan cantidades importantes de metales pesados -principalmente mercurio-, que podrían resultar tóxicos para el organismo. Es importante que lo tengas en cuenta cuando vayas a la compra. Lo ideal sería que combinases diferentes especies a lo largo de la semana y no comer siempre el mismo tipo de pescado ni de la misma forma. Admite distintas elaboraciones: cocido, crudo, horno, plancha, frito, etc. Resulta fundamental que los niños disfruten de su sabor y se acostumbren a comerlo de manera habitual porque lo necesitan para mantener su salud.

Existen muchas recetas que incluyen pescado, normalmente como ingrediente principal, aunque también se usa como secundario. Hemos seleccionado: empanada de atún, sushi, salmón cocido con patatas, merluza a la plancha con arroz, pescaditos fritos (sardinas, boquerones, etc.) con ensalada, raya con patatas cocidas y guisantes, sopa de pescado, atún rojo a la plancha con espárragos trigueros, bacalao con tomate, pastel de merluza, brochetas de rape y langostinos, que encantarán a niños y mayores. Anímales a probarlas porque su salud lo agradecerá.