publicidad
audi q8 concept un suv de gran tamantildeo con disentildeo coupeacute

Motor,

Audi Q8 concept: un SUV de gran tamaño con diseño coupé

 [11 de enero de 2017 | No hay Comentarios ] Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Dinámico, extremadamente eficiente y muy confortable: Audi presenta el Audi Q8 concept en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS) 2017.

Con este modelo el fabricante de vehículos premium entra en un nuevo segmento reservado a los SUV de gran tamaño, una elegante alternativa a los SUV clásicos caracterizados por su robusto diseño. El Q8 concept representa el prestigio máximo. Combina la habitabilidad típica de un SUV con las líneas emocionales de un coupé. La propulsión viene de la mano de un potente y muy eficiente sistema híbrido enchufable, que desarrolla una potencia de 445 CV (330 kW) y un par máximo de 700 Nm. Este concept car será la base para un modelo que Audi producirá en serie y lanzará al mercado en 2018.

Con sus 5,02 metros de longitud, la imagen del Audi Q8 concept impone en la categoría reservada a los vehículos de gran tamaño. Gracias a una distancia entre ejes de tres metros, este coche laboratorio ofrece mucho espacio, tanto para los pasajeros como para el equipaje. A pesar de su línea de techo inclinada, parecida a la de un coupé, incluso los ocupantes de los asientos traseros disfrutan de una generosa distancia entre el techo y la cabeza, así como de mucho espacio para las piernas. El control de las diferentes funciones del vehículo se realiza a través de grandes pantallas táctiles situadas en el habitáculo y se completa con una versión ampliada del Audi virtual cockpit y un head-up display de aspecto analógico. Este último utiliza tecnología inteligente de realidad aumentada, que fusiona los mundos real y virtual.

“El Q8 concept es un Audi en su máxima expresión, una muestra de la fortaleza de nuestra marca tanto en tecnología como en diseño, al mismo tiempo que proporciona una visión de lo que será el futuro SUV de gran tamaño que produciremos en serie”, comenta Dietmar Voggenreiter, miembro del Consejo de Dirección de AUDI AG como responsable de Ventas y Marketing. “Con el cuadro de instrumentos de la próxima generación y las soluciones para el control de diversas funciones del vehículo estamos dando a los clientes la posibilidad de experimentar la conectividad de una forma completamente nueva”.

El frontal: líneas dinámicas y tecnología láser Matrix digital

La vista frontal del Audi Q8 concept, con sus 2,04 metros de anchura, es ya de por sí impresionante. La característica distintiva desde esta perspectiva es la parrilla Singleframe octogonal con inserciones en nido de abeja. Su formato es bastante más ancho que en los actuales modelos Audi de producción en serie. Seis barras verticales dobles estructuran la parrilla del radiador, que al mismo tiempo enfatizan su altura. Un borde pintado en un color de contraste enmarca dicha parrilla. Las entradas de aire tienen una apariencia dinámica y profunda, similar a las tomas de una turbina. Una lámina de aluminio destaca en el borde inferior del paragolpes delantero.

Los faros planos y en forma de cuña del Audi Q8 concept se integran progresivamente en el exterior y se conectan, desde el punto de vista del diseño, con las tomas de aire que tienen alrededor. Cada una de las unidades individuales de iluminación lleva una cubierta de vidrio, pero el conjunto del faro está abierto. Esto crea la impresión de que están flotando en el espacio. La carcasa de aluminio de los faros adopta la escultura de la parrilla Singleframe. Su clara geometría proporciona al Audi Q8 concept un aspecto sólido. Una luz láser azul con forma de X sirve para resaltar la tecnología Matrix láser digital empleada para las luces largas y de cruce. Esta luz, dividida en más de un millón de píxeles, puede iluminar la carretera controlando la precisión del haz y con una gran resolución. Una estrecha tira de LED situada por debajo del borde del capó frontal sirve tanto para la luz dinámica de los intermitentes como para la luz de marcha diurna. Esta tira envuelve la parte exterior de los faros y crea una innovadora firma e-tron. Todas las funciones de iluminación son dinámicas.

La vista lateral: atlética y potente

La silueta de este concept también evoca tensión. La puertas no tienen marco para las ventanillas, lo que contribuye a una línea de techo plana. El Audi Q8 concept mide 1,70 metros de alto. Todas las líneas de la carrocería ascienden de forma dinámica hacia la parte posterior: el borde inferior de las ventanillas laterales, los hombros, la línea dinámica y las de los umbrales. Las superficies de los pasos de rueda, de las puertas y de los paneles laterales están atléticamente curvadas. La parte inferior de las puertas lleva una hendidura profunda. Otras características de su diseño son los logotipos quattro incrustados por debajo de las puertas traseras y también los retrovisores exteriores con formas poliédricas. Las puertas se abren a través de sensores táctiles. En el momento en que la puerta detecta que hay contacto de la mano, se abre fácilmente y oscila hasta un ángulo de apertura definido.

El pilar C, extremadamente plano y muy ancho, es una reminiscencia del Audi Ur-quattro de los años ochenta, lo mismo que los prominentes pasos de rueda. Esto sitúa al concept car en una línea lógica con el resto de prototipos pertenecientes a la serie Audi Prologue. Las equilibradas proporciones del Audi Q8 concept enfatizan por igual las ruedas delanteras y traseras, algo que también es típico de los modelos quattro. Las aletas, fuertemente acentuadas, también cuentan con un doble diseño. La zona del umbral de las puertas brilla en un aluminio cepillado, lo que provoca un interesante contraste con la pintura Azul Bombay que lleva este prototipo.