publicidad
telemedicina la medicina del futuro para la tercera edad

Cuerpo y Mente,

Telemedicina, la medicina del futuro para la tercera edad

 [16 de febrero de 2017 | No hay Comentarios ] Mirian Díaz Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Telemedicina, la medicina basada en la tecnología a distancia adaptada al futuro. Quédate con el nombre, oirás hablar de ella en un futuro, puede que próximo

Mirian Díaz

Es muy posible que no te suena el término telemedicina, pero por lo visto en hospitales y demás centros sanitarios está a la orden del día y cada vez se utiliza con más frecuencia. La telemedicina intenta facilitar al máximo la comunicación entre paciente y médico a través de la vía interactiva, es decir, mediante la comunicación a distancia en tiempo real. Para ello es necesario contar con el equipamiento tecnológico necesario basado en sistemas de vídeo y audio.  

Se trata de la prestación de un servicio clínico sin tener que esperar largo tiempo y sin necesidad de tener que desplazarse a ningún lado, más aún cuando se trata de personas mayores que tienen más dificultades a la hora de trasladarse de un lado a otro por motivos de discapacidad o enfermedad.

Pero, en la actualidad, se habla de telemedicina abarcando un mayor número de servicios, no solo estaría el tema de la comunicación sino el de la educación sanitaria que también se llevaría a cabo a distancia. De hecho, cabe la posibilidad de que el paciente, por ejemplo, pudiera enviar a su médico la imagen de un lunar o mancha para conocer un diagnóstico rápido e inmediato.  

Los diferentes tipos de telemedicina existentes

Dicho lo anterior, existen diferentes clases de telemedicina y cada una de ellas se ajusta a las necesidades de los pacientes de una u otra forma.

En primer lugar, resulta de vital importancia llevar un control diario más controlado de aquellos enfermos que padecen enfermedades crónicas y viven en sus casas. A través de la monitorización a distancia se recogen datos sobre la presión arterial, los niveles de azúcar y un largo etcétera. Esta información se sacaría mediante el uso de ciertos dispositivos y llegaría al hospital de forma automática para que el personal sanitario pudiera estar al tanto de los resultados y, si fuera necesario, actuar en consecuencia.

La comunicación entre paciente y médico a través de una videoconferencia es algo muy efectivo para los enfermos que no pueden salir de casa o que les resulta complicado hacerlo. La telemedicina interactiva es una realidad y solo hay que esperar un tiempo para que llegue a nuestra sociedad de una manera natural y espontánea.

Entre centros médicos también es posible utilizar la tecnología a distancia mediante el envío de ciertos datos. Por ejemplo, se puede realizar una radiografía en un centro ambulatorio y enviarla con inmediatez a un centro de salud especializado para su posterior identificación e interpretación.

 

  *Foto portada: Twitter