publicidad
el ritual del bao en los primeros meses de vida del beb

Parejas, Pequeños,

El ritual del baño en los primeros meses de vida del bebé

 [16 de mayo de 2017 | No hay Comentarios ] Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El recién nacido necesita unos cuidados imprescindibles, sobre todo, a la hora del baño. No descuidemos estos minutos porque son muy importantes en su día a día. Lo más importante de todo es que debes empezar los baños una vez se le haya caído el cordón umbilical a tu hijo, hasta entonces sólo podrás limpiarlo con agua, pero sin bañarlo entero. Tras su caída, los expertos aseguran que no es necesario bañar todos los días al niño.

Si le vas a bañar primero de todo, debes cerciorarte de la temperatura a la que va a estar el agua de la bañera. No debe estar ni fría ni caliente, sino a la temperatura de su cuerpo.

Lo más habitual es tocar el agua con el codo o con la parte interna de la muñeca (ya que son zonas muy sensibles a la temperatura), pero para estar más seguros podemos usar un termómetro de bañera para evitar errores. Para lavarlo, podemos utilizar sólo agua otambién podemos añadir un poco de jabón hipoalergénico especial para bebés,

CLEANSING WASH GEL de Naïf Baby & Kids Care. Con una esponja o simplemente con la mano, limpiaremos, haciendo especial hincapié, la zona del culito (ya que es donde se acumulan la mayoría de heces y orinas), la zona de los pliegues en brazos y piernas y la zona entre los dedos de las manos y pies.

El baño no debe excederse de los 3 minutos con los bebés recién nacidos para evitar enfriamiento y sequedad.

Tras el baño, lo habitual es coger al pequeño y envolverlo entero (incluyendo la cabeza) en una toalla de algodón, sin detergentes abrasivos ni suavizantes, para que no se le irrite la sensible piel. El secado tiene que ser muy suave con toquecitos, sin frotarles la piel y poniendo atención en los pliegues cutáneos para prevenir hongos e irritaciones.

Antes de vestirle, lo aconsejable es ponerle cremita como NURTURING CREAM SOFTENING BODY LOTION o aceite corporal hidratante SOOTHING BABY OIL con un suave masaje varias veces al día. Es importante hidratarlo porque el proceso de adaptación del niño a un ambiente mucho más seco del que estaba acostumbrado a vivir durante la gestación que era más bien acuoso es difícil. Añadir un chorrito de aceite de baño, MILKY BATH OIL, al agua del baño también resulta muy eficaz. Finalmente, antes de ponerle el pañal podríamos aplicarle crema de pañal, DIAPER CREAM y dejarla secar unos instantes.