publicidad
el bun perfecto para cada burger

Gastronomía y Enología,

El bun perfecto para cada burger

 [20 de junio de 2017 | No hay Comentarios ] Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El pan es uno de los elementos imprescindibles para disfrutar de verdad de una buena hamburguesa. Un pan tierno y jugoso que combine con los ingredientes, que se empape sin romperse y que no destaque, sino que acompañe tanto a la carne como al resto de elementos que forman el plato.

En la cadena de hamburgueserías gourmet Timesburg saben mucho de ello, por eso cuentan con una selección de buns pensados para que cada comensal encuentre el bollo perfecto.

Una gran hamburguesa necesita un gran pan. Un pan lo suficientemente tierno para no resultar molesto al morder, pero lo bastante consistente como para no desmigarse y deshacerse cuando empezamos a comer. Debe ser un `bun´ –como se le conoce en inglés- con un sabor propio que no compita con la carne, sino que la realce y la complemente. ¿Y cuál es ese pan? Pues según los expertos no hay sólo uno, parece que hay más de los que pensamos y la elección perfecta depende no sólo de los ingredientes que acompañan a la carne, sino de nuestros gustos personales.

Aunque la hamburguesa es uno de los platos más reconocidos de la gastronomía estadounidense, ahora mismo podemos afirmar que es una receta universal a la que cada país le ha dado su impronta particular y eso se nota especialmente cuando hablamos de los panes. En nuestro país por ejemplo, es cada vez más habitual encontrar restaurantes que no sirven las burgers en el convencional, y un tanto demodé, bollo con semillas de sésamo. Las mejores hamburgueserías saben que el pan en fundamental a la hora de degustar sus especialidades y ofrecen una selección de panes pensados especialmente para cada comensal.

Cristal, amapola y cereales

Este es el caso de la cadena de hamburguesas gourmet Timesburg. En su carta ofrecen varios tipos de bun, desde el pan de cristal hasta el multicereal pasando por el de semillas de amapola o el mollete, para que podamos construir una burger completamente a nuestro gusto, ya sea partiendo de alguna de las opciones que proponen o bien empezando desde cero. Incluso han pensado en los que no quieren ver el pan ni en pintura y contemplan la posibilidad de servir la hamburguesa sin pan.

El pan de cristal de Timesburg tiene una corteza fina y crujiente, con poca miga pero muy alveolada, realmente tierna y perfecta para que se empape en su justa medida con los jugos de la carne y las salsas, pero que aguante bien sin romperse ni desmoronarse. Al tener un sabor bastante neutro, combina a la perfección con cualquier hamburguesa, desde las más sencillas a las más completas.

En el restaurante que la cadena Timesburg tiene en Madrid han sustituido el pan de cristal por el pan de mollete. Los molletes son panes muy blancos, de miga blanda y fina procedentes de Andalucía, donde se suelen comer aderezados con Aceite de Oliva y/o tomate en el desayuno. Eso nos da una idea de que hablamos de un bun muy adecuado para contener carnes jugosas y todo el resto de ingredientes que suelen llevar las hamburguesas.

Tanto el pan de semillas de amapola como el multicereal son también elecciones perfectas para las burgers. No son buns muy altos y gruesos, de los que entorpecen la mordida, ni tampoco demasiado finos que impidan disfrutar del pan y saborear la combinación de ingredientes. Hablamos de panes modernos, muy en la línea de los gustos actuales, y siempre pensados para combinar con cualquiera de las elecciones que hagamos y tienen además un punto extra su favor, son la opción más healthy para este plato.