publicidad
vintildeedos singulares el vino como embajador de la felicidad

Nutrición y Dietética, Gastronomía y Enología, Trending Topic,

Viñedos Singulares: El vino como embajador de la felicidad

 [26 de octubre de 2017 | No hay Comentarios ] Daniel López www.versosversusvida.wordpress.com Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El vino Afortunado es un verdejo fresco, fácil de beber e ideal para tomar solo, combinado con entrantes, arroces, o comida japonesa, pero por encima de tecnicismos, se trata de un vino ideal para tomar con la vida.

Daniel López

www.versosversusvida.wordpress.com

El vino Afortunado es un verdejo con DO Rueda, de Viñedos Singulares, de los hermanos Luis y Carlos Barrero. Se trata de un vino elaborado con uvas de la variedad verdejo de viñas con más de 50 años. Destaca por ser fresco, fácil de beber e ideal para tomar solo, combinado con entrantes, arroces, o comida japonesa.

Pero por encima de tecnicismos, se trata de un vino ideal para maridar con la vista de una puesta de sol, para regar las anécdotas contadas por tus amigos alrededor de una mesa, o para beber durante la cena con tus colegas de siempre. Es, en definitiva, un vino para tomar con la vida.

Los hermanos Barrero pretendían que servir una copa de vino no fuera el tradicional y calculado momento de acompañar la cena, si no que surgiera de un modo espontáneo, casi en cualquier lugar, casi en cualquier momento, siempre con el denominador común de acompañar momentos de felicidad…lo bueno, si bebes -Afortunado- dos veces bueno.

Se desmarcaban así del mundo del vino más convencional para llegar a un nuevo perfil de consumidor; más joven, trendy, dinámico y espontáneo. Y para transmitir esa atípica manera de entender este mundo, eligieron igualmente una comunicación fuera de todo convencionalismo.

Con poco presupuesto y mucha imaginación pusieron en marcha una campaña sustentada única y exclusivamente en el hashtag #MomentoAfortuando, que lanzaron vía Instagram.

En un brillante ejercicio de sinergias y mecenaje de talento, empezaron rodeándose de algunos de lxs mas afamadxs bloggers a nivel nacional, ¿pagándoles?, no, fieles a su espíritu: proponiéndoles un rato de buen rollo, invitándoles sin compromisos ni contrapartidas pactadas a una cena “y lo que surja”, y lo que surgió fueron momentos afortunados…la campaña acababa de ponerse en marcha.

A partir de ahí, el hashtag corrió como la pólvora por las redes sociales, miles de jóvenes lo hicieron suyo y compartieron sus “momentos afortunados”, con vino algunas ocasiones y sin él en otras, convirtiéndose en los principales prescriptores de la marca.

La producción y venta del caldo creció exponencialmente en poco tiempo y la promoción del mismo, lejos de llamativos spots televisivos o costosas inversiones continuó tal como nació: de la mano de jóvenes talentos.

Y es que Viñedos Singulares presenta sus novedades organizando catas, conciertos, concursos y todo tipo de representaciones artísticas que sirven de trampolín a jóvenes diseñadores gráficos, prometedores músicos y jóvenes talentos del mundo del arte en general.

En estos “saraos” la promoción de sus vinos deja de ser la causa para convertirse en una lógica consecuencia. Los jóvenes, artistas e invitados, conectan, y cuando sacan sus móviles para inmortalizar esos momentos aparece por medio y de forma natural una botella de Afortunado, porque, al  fin y al cabo se trata de un vino para beber, pero sobre todo para vivir.

 

Daniel López

www.versosversusvida.wordpress.com