publicidad
wiwe como hacerse un electrocardiograma de calidad casi hospitalaria

Tecnología,

WIWE, cómo hacerse un electrocardiograma de calidad (casi) hospitalaria

 [27 de mayo de 2019 | No hay Comentarios ]Guillem Alsina Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

El WIWE nos permite realizar un electrocardiograma en cualquier momento y lugar, ya sea por prevención o porque podemos sentir alguna molestia y queremos asegurarnos, solo tenemos que buscar un rincón, estar un minuto en silencio y sin hacer nada mientras dura la prueba, y podremos optar (si queremos) a compartir los resultados con quien queramos.

Guillem Alsina

El Apple Watch 4 es capaz de llevar a cabo un ECG (electrocardiograma), funcionalidad que ha sido aprobada por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos, y que cuenta con el apoyo de la American Heart Association. No obstante, desde Sanatmetal cuestionan la fiabilidad de un ECG realizado con un electrodo en contacto con la muñeca izquierda, mientras que el otro electrodo se toca con un dedo de la mano derecha.

Sanatmetal no es parte neutral en esta conversación, puesto que dicha empresa (radicada en la localidad húngara de Eger) produce y vende lo que vendría a ser la competencia del Apple Watch 4 en materia de realización de ECG: el dispositivo WIWE.

El WIWE es compatible con smartphones Android y también con el iPhone, siendo un dispositivo independiente del tamaño de una tarjeta de crédito, pero con mayor grosor, que dispone de una batería (la alimentaremos mediante un puerto microUSB situado en su parte inferior) y un botón de puesta en marcha y parada.

En su parte frontal destacan poderosamente dos terminales, en los cuales deberemos situar ambos pulgares para la realización del ECG. Más discreto hasta el momento en que realizamos, precisamente, la lectura, tenemos entre estos dos terminales una luz LED indicativa de cuando el procedimiento ha llegado a su fin, lo cual tarda aproximadamente un minuto.

wiwe-como-hacerse-un-electrocardiograma-de-calidad-casi-hospitalar

Los datos se reciben en la app móvil instalada en nuestro terminal, que se conecta al dispositivo mediante Bluetooth. A través de esta conexión y del WIWE, en nuestro móvil recibiremos información como el nivel de oxígeno en sangre, la frecuencia cardíaca, la arritmia (nos indica si el ritmo cardíaco es normal), y la repolarización (parámetro relacionado con la angina de pecho y los infartos).

Además, nos realiza el gráfico del ECG. Este, al ser realizado mediante la pulsación de los dedos en sendos sensores, solamente capta el ritmo del corazón en un punto, mientras que un ECG realizado en un hospital o centro médico con un aparato dedicado (los electrodos que nos reparten por el cuerpo) lee una docena de puntos.

Con esto, ya podemos ver rápidamente que la calidad que nos ofrece el WIWE no es exactamente la de un hospital, pero debemos tener en cuenta que este aparato lo llevamos cómodamente en un bolsillo.

¿Y qué pasa con los datos una vez realizado el ECG? Pues que se genera un informe que, en formato PDF, puede ser enviado instantáneamente a nuestro médico o a las direcciones de correo electrónico que queramos, siempre y cuando disfrutemos de conectividad en el momento de llevar a cabo la prueba.

Se vende a través de la web a un precio de 289 €, en dos colores, blanco y negro.