publicidad
llega la verdadera operacion bikini

Nutrición y Dietética, Restaurantes,

Llega la verdadera operación bikini

 [07 de junio de 2019 | No hay Comentarios ] Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Hacemos un recorrido por los mejores sándwiches mixtos con sabor local de España.

Jamón cocido y queso entre dos rebanadas de pan de molde, parece fácil, ¿no? Sin embargo, conseguir que el famoso sándwich bikini tenga ese sabor tan especial que nos engancha es un arte. Un arte que en estos cinco rincones escondidos de nuestro país hacen mejor que nadie. Sigue leyendo porque vamos a hacer una ruta por los mejores bocatas de nuestro país.

Con un toque mallorquín

En Formentor, a Royal Hideaway Hotel, sentarse a almorzar un sándwich bikini se convierte en toda una experiencia sensorial. Elaborado con queso curado de Mallorca y atrapado por pan llonguet, se transforma en un bocado 100% local gracias a una fina capa de la famosa sobrasada de Xesc Reina. Todo ello maridado con Na Blanca de Formentor, el primer vino (blanco) que ha visto la luz de la mano de Formentor, a Royal Hideaway Hotel. Un vino sostenible de elaboración artesanal con materia prima local que da lugar a un producto muy fresco.

Para los amantes del dulce y del salado

El hotel Barceló Illetas Albatros ha pensado en este público que ama tanto el dulce como el salado y es incapaz de renunciar a ninguno de ellos, y ha versionado este clásico con uno de los dulces preferidos por los mallorquines: la ensaimada. El hotel ha fusionado el concepto de los populares sándwich mixtos con la esencia repostera de Mallorca, y ofrece su nuevo bocado que resulta perfecto para disfrutarlo frente al mar. A priori, mezclar el jamón cocido y el queso con una ensaimada puede parecer una locura, pero ¿acaso no lo hacemos con los croissants y nos resulta una combinación perfecta?

Un bikini muy andaluz

¿Quién puede resistirse a un mollete? Todo en este pan pequeño y plano está hecho para complacer: el tamaño invita al mordisco; la ternura lo convierte en accesible para todos los públicos, y la suavidad le permite combinar con casi todo. Precisamente por eso, el hotel Barceló Montecastillo ha creado su propia versión del sándwich bikini, elaborado con pan de mollete de Antequera, queso payoyo, jamón cocido y una reducción de Pedro Ximénez. Un bocado que te despertará los cinco sentidos y querrás repetir.

En Madrid no hay playa, pero se lleva el bikini

En Madrid se le llama "mixto", pero el sándwich bikini que se ofrece en la capital es todo menos común. En el hotel Barceló Imagine, el primer hotel musical de la ciudad, los clientes pueden disfrutar de su exclusivo "bikini castizo", porque además de queso y jamón, este bocadillo incluye huevos estrellados. Además, para disfrutarlo como un verdadero `gato´ el hotel ofrece acompañar cada bocado con un tradicional vermú o una copa de vino tinto nacional que se puede seleccionar de su amplia vinoteca.

Sol, mar y bikini

"Donde fueres, haz lo que vieres". Por eso quienes visitan la isla de Menorca no se pueden resistir a probar el queso de Mahón. Con su inconfundible sabor entre salado y ácido, este queso artesano se disfruta tanto solo como cuando es un ingrediente de algún plato y en el hotel Barceló Hamilton Menorca, el queso mahonés es el protagonista de su sándwich bikini. Este bocadillo con sabor menorquín se puede disfrutar en medio del mar Mediterráneo desde su Blue Sky Bar, un rooftop con vistas 360 de la bahía de Mahón, acompañado de un delicioso smoothie, un saludable mocktail (cóctel sin alcohol) o un excepcional combinado a base de ginebra Xoriguer, típica de la isla.