publicidad
la importancia de tus gafas de sol

Salud,

LA IMPORTANCIA DE TUS GAFAS DE SOL

 [11 de junio de 2019 | No hay Comentarios ]Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Se han convertido en un artículo de moda que se combina con el resto de nuestra indumentaria. También se consideran un producto que indica el estatus de quien las lleva. Pero son mucho más que eso. Su función es muy importante para prevenir la incidencia sobre nuestros ojos de una elevada dosis de radiación ultravioleta que afectaría negativamente a nuestro bienestar ocular y puede ocasionarnos serios problemas. Olvidamos las indicaciones de los colegios profesionales centradas en la protección ocular cuando llega el sol y deseamos ponernos a la moda, pero no deberíamos hacerlo así. Los estudios demuestran que la exposición a una alta radiación solar (aunque sea breve) o a una baja (durante mucho tiempo) causa alteraciones en los tejidos y afecciones oculares que pueden ser graves. Consulta a tu médico y elige la opción más adecuada.

Carmen Reija

Los expertos señalan que el exceso de radiación a nivel ocular puede provocar varias complicaciones entre las que destacarían: cataratas, presbicia precoz, degeneración macular asociada a la edad, retinopatía visual, quemaduras, etc. Lo más recomendable es la prevención del daño ocular siguiendo las pautas indicadas por los especialistas en óptica que conocen la fisiología del ojo y las peculiaridades de los cristales y monturas.

Cuando elijas tus gafas de sol, no debes pensar únicamente en la estética, sino también en tus necesidades específicas relacionadas con las características que debe cumplir una gafa de sol sanitariamente adecuada. Acude a un centro especializado, mira la etiqueta antes de elegirla y opta por la que incluya todas las normas pautadas por las directivas sanitarias europeas.

Antes de decidirte analiza sus propiedades ópticas, que se adapte a la forma de tu cara y a la actividad que desarrollas, etc. y no pienses únicamente en lo que te gusta, te queda mejor o está de moda. Tampoco creas que sólo la tienes que usar en verano; es imprescindible que te acostumbres a ella y te sientas cómodo para poder ponértela siempre que "la necesites" ya que la radiación solar está presente todos los meses del año.

También es importante seleccionar el color del cristal para que se adapte a nuestras necesidades vitales. Sus propiedades ópticas lo hacen más o menos adecuado a cada situación ya que, por ejemplo, el verde está indicado para realizar deportes náuticos o de invierno como el esquí y el gris para la conducción en condiciones normales de luminosidad, en ambientes con iluminación irregular y para quienes padecen fotofobia.

Además, utilizando diversos procedimientos específicos es posible mejorar las propiedades ópticas de la lente. Entre las opciones más frecuentes se encuentra la polarización, muy indicada para evitar deslumbramientos (pues se eliminan los reflejos horizontales) o el fotocromatismo que permite modificar la claridad percibida en función de la intensidad luminosa.

Acude a tu óptica. El óptico-optometrista te ayudará a elegir la gafa más adecuada para ti y la que mejor se adapte a la fisonomía de tu cara. Si detectas algún problema, consulta a un especialista y cambia de gafas. Es fundamental para mantener tu salud ocular en perfecto estado.