publicidad
un plan diferente para tus vacaciones

Salud,

Un plan diferente para tus vacaciones

 [05 de julio de 2019 | No hay Comentarios ]Carmen Reija Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Si estás organizando tus vacaciones y no sabes qué hacer te proponemos un plan diferente que va ganando adeptos. Acude a un centro especializado en tratamientos con agua y disfruta de una combinación perfecta entre el descanso y el cuidado de la salud. En ellos se aplican técnicas empleadas desde tiempos antiguos que han sido mejoradas y ampliadas gracias a las nuevas terapias que se han ido implantando sucesivamente. Si lo pruebas, repetirás.

Carmen Reija

Existen muchas opciones distintas que se adaptan a todas las necesidades de los usuarios. Destacarían:

-Los balnearios o estaciones termales están ubicados en los propios manantiales. Sus aguas poseen propiedades fisicoquímicas específicas gracias a las sales minerales que se encuentran disueltas en ellas. Se consideran adecuadas para la prevención y tratamiento de ciertas patologías (relacionadas con el riñón, el hígado, los pulmones, etc.).

-Los centros de talasoterapia localizados en zonas costeras. En estos locales se aprovechan las ventajas del agua del mar, arenas, algas, lodos, etc. típicas del lugar. Se utilizan para mejorar diversas dolencias (relacionadas con el aparato locomotor, el circulatorio, el respiratorio, etc.).

-Los centros de salud y belleza o spa (salute per aqua). Se ubican en diferentes lugares fácilmente accesibles: como locales especializados en distintos puntos de la ciudad o como un servicio más en algunos hoteles, por ejemplo. Suelen estar especializados en tratamientos que permiten mejorar el estado físico y mental, estética y belleza, etc. Utilizan agua potable a la que añaden sales minerales o aceites esenciales que potencian los efectos relajantes o estéticos de los tratamientos.

En todos ellos se propone una amplia carta de tratamientos adaptados a las necesidades de quienes acuden a sus instalaciones. En un balneario, por ejemplo, puedes aprovechar las ventajas terapéuticas de sus aguas mineromedicinales o los procedimientos específicos pautados por los especialistas que allí trabajan. Consulta a tu médico porque suelen recomendarlo a pacientes con patologías variadas (respiratorias, circulatorias, que cursan con dolor, etc.) y su opinión es fundamental para decidir si te conviene. Una vez allí, habla con los especialistas que trabajan en el centro para decidir lo más apropiado para tu estado de salud.

Si te decides por un centro de talasoterapia encontrarás tratamientos como la algoterapia (aplicación de algas específicas para aprovechar sus propiedades depurativas y favorecer la eliminación de toxinas), los envolvimiento en determinados compuestos con capacidad terapéutica tras preparar la piel para favorecer la absorción de los principios activos que presentan (se utilizan lodos y fangos marinos, entre otros compuestos) o los circuitos de hidroterapia en medio marino en los que se utilizan elementos del mar (agua, algas, fangos, etc.) que deben ser tratados previamente con radiación ultravioleta para su esterilización (porque se recogen directamente en el mar y no pueden aplicarse directamente).

Si optas por un spa en tu propia ciudad (o en la que visites en tus vacaciones) puedes disfrutar de un hidromasaje (descontracturante, analgésico, relajante, tonificante, etc.), un peeling corporal (para eliminar las células muertas acumuladas a lo largo del tiempo) o un baño de hidromasaje que estimula la circulación arterial, relaja los músculos y abre los poros favoreciendo la eliminación de toxinas y la relajación completa.

Cualquier alternativa es válida si satisface tus necesidades y cumple tus expectativas. Puedes combinarla con tus vacaciones tradicionales. Si pruebas, repetirás.