publicidad
strongla mejor hora para entrenarstrong

Nutrición y Dietética, Fitness,

La mejor hora para entrenar

 [02 de julio de 2019 | No hay Comentarios ]Mayte Martinez Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

La gasolina de la musculatura es el glucógeno muscular, que es la principal forma de almacenamiento de glucosa en el organismo

Mayte Martinez

Aprovecha los picos hormonales para mejorar el resultado de tu ejercicio, es decir, a mediodía o a media tarde, cuando los niveles de testosterona están más altos. "El impacto sobre el entrenamiento será alto (en torno a una mejora del 10%)", nos explica Miguel Pascual Font, Master Trainer en Holmes Place Palacio de Hielo. De hecho, las horas en las que estamos más fríos (a primera hora de la mañana), puede ser el peor momento para el corazón, "ya que tiene que trabajar más para aumentar la temperatura corporal, y al mismo tiempo tiene peor eficiencia energética debido a un peor entorno hormonal", continúa el experto.

Ejercicio y glucosa

La gasolina de la musculatura es el glucógeno muscular, que es la principal forma de almacenamiento de glucosa en el organismo. El entrenamiento generará un gasto de esos depósitos, que se repondrán a su vez con la glucemia sanguínea, además de que sin glucosa no existiría contracción muscular. Si se trata de un entrenamiento clásico con intensidad alta de esfuerzo, pero poca duración, hablaríamos de un consumo relativamente bajo, mientras que si es un entrenamiento de intensidad alta, con mayor duración, la vía energética principal aumenta el consumo de glucógeno muscular exponencialmente. Asimismo, cuanto más global sea el ejercicio (más grupos musculares implique), mayor será el gasto de glucógeno muscular, por lo que cuanto más grande sea el grupo muscular que trabajemos mayor será el consumo de glucosa. En actividades aeróbicas de baja intensidad la producción energética total proviene en un 10-15% de la oxidación de los carbohidratos. "Con el aumento de la intensidad este porcentaje se incrementa, pudiendo llegar al 70-80% cuando el VO2max se sitúa en ~85%, o incluso al 100% en actividades de máxima o supra máxima intensidad", destaca.

Ejercicio después de comer

Si hacemos ejercicio 2-3 horas después de comer, los niveles de glucógeno hepático y muscular serán más altos, lo que contribuirá a que el entrenamiento sea más efectivo, nos encontremos mejor y entrenemos con una intensidad más alta, sin provocar las sensaciones asociadas a la hipoglucemia.

Por otro lado, el experto apunta a que "es malo para el corazón consumir mucha azúcar en forma de carbohidratos, azucares simples (bollería, azúcar blanca…), y no hacer ejercicio, lo que aumentará los niveles de azúcar en sangre". Existen numerosos estudios que relacionan la hiperglucemia con enfermedades coronarias como la aterosclerosis y el daño del musculo cardíaco. "Lo importante es llevar una dieta sana y hacer ejercicio para consumir esa glucosa que aportamos", advierte Font.

En este sentido, el experto recomienda primero el core , por ejemplo crunch, cross crunch, bicicletas, elevaciones de piernas, elevación pelvis tumbado, crunch inverso, etc. Después una rutina sencilla de pierna, que incluya sentadillas y lunges. Ejercicios globales como planchas, fondos con o sin rodillas apoyadas, burpees sin impacto (sin saltos), planchas a 3 apoyos, saludo al sol, perro hacia abajo, etc. Tras esto, vuelta a la calma con estiramientos.

strongla-mejor-hora-para-entrenarstrong

"Simplemente con una rutina de este estilo que tuviera una duración de 30-45 minutos ya conseguiríamos dos cosas, una, generar un gasto de glucógeno muscular y con ello producir un descenso de los niveles de glucosa en sangre y dos, las ganas de entrenar más e ir progresando a entrenamientos más complejos", concluye el experto.

Para más información sobre la mejor hora para entrenar clica aquí.