publicidad
estancia unica en una antigua bodega patrimonio de madrid con visita guiada y cata

Viajes y Escapadas,

Estancia única en una antigua bodega patrimonio de Madrid, con visita guiada y cata

 [02 de julio de 2019 | No hay Comentarios ]Marta Bellmont Facebook LinkedIn Twitter Hootsuite Email Addthis

Elegante, con alto valor histórico y costumbrista y tremendamente acogedor. Así es, en esencia, La Bodega de Quintín, un hotel rural levantado recientemente sobre unas bodegas del siglo XVIII en el municipio madrileño de Villarejo de Salvanés. La estancia garantiza viajar al pasado e impregnarse de la esencia y la tradición de aquella época pero con la sofisticación y la comodidad de hoy.

Marta Bellmont

A simple vista, puede que no llame demasiado la atención entre el conjunto de edificios de Villarejo de Salvanés. Un hotel rural más. Si se quiere, con encanto. Y con gusto, sobre todo una vez que se atraviesa el portón principal. Pero lo cierto es que La Bodega de Quintín rezuma historia por todas sus esquinas. Hace apenas un año que se levantó sobre unas antiguas bodegas del siglo XVIII.

estancia-unica-en-una-antigua-bodega-patrimonio-de-madrid-con-visita

Su nombre se lo debe a Quintín García, carismático y reconocido viticultor de la zona y última generación de la familia que trabajó en la bodega. Su nieta, Irene, es quien lo regenta actualmente, y la principal titular, junto con sus padres, Alfonso y Carmen, del gran esfuerzo personal que ha supuesto llevar adelante este proyecto. "Queríamos poner en valor un patrimonio que perteneció a nuestros antepasados, y a la vez, resaltar los valores de la Comunidad de Madrid y de nuestro pueblo, mostrando la evolución en la forma de hacer el vino a lo largo de dos siglos", explica la nieta de Quintín.

estancia-unica-en-una-antigua-bodega-patrimonio-de-madrid-con-visita

Edificio protegido
El hotel se ha edificado en una finca de 2.000 metros cuadrados y cuenta con diez habitaciones dobles y diferenciadas (una de ellas adaptada para personas con minusvalía), una suite, un espacio gastronómico con acceso directo a la bodega histórica, jardín con piscina, discoteca y salón con capacidad para 220 personas. Pero, más allá de un retiro rural, lo que sus visitantes pueden experimentar como algo verdaderamente extraordinario es la posibilidad de realizar un recorrido a lo largo de las diferentes etapas y siglos de la bodega. Tras los muros del hotel se conservan diferentes partes de la edificación original correspondientes a los siglos XVIII, XIX y XX. De ahí que, tal y como recuerda Irene García, La Bodega de Quintín "está protegido por Patrimonio de la Comunidad de Madrid".

estancia-unica-en-una-antigua-bodega-patrimonio-de-madrid-con-visita

Al respecto comenta que en sus orígenes "fue una bodega abierta al público para la comercialización de vino a granel. Todavía no se había dado el salto al embotellado". Y aclara que "entonces el vino no tenía denominación, pero era muy apreciado, muy rico, y se vendía tanto blanco como tinto". Si bien en la actualidad ya no tiene aquella función, se sigue conservando su esencia y el valor de la tradición gracias a una atractiva oferta para los huéspedes: un viaje al pasado en dos etapas, en una primera se realiza una visita guiada por las dependencias monumento, y en una segunda, una fantástica cata de vinos y quesos típicos de la región pone el broche de oro a la velada, con masterclass incluida sobre cómo se hacía el vino antiguamente.

estancia-unica-en-una-antigua-bodega-patrimonio-de-madrid-con-visita

Ideal para bodas
La actual propietaria de La Bodega de Quintín recalca que es un lugar idóneo para todo tipo de celebraciones, especialmente bodas y comuniones. "Nosotros nos encargamos de preparar el espacio acorde con los gustos y preferencias de los novios, siempre con mucho cariño y cuidando todos los detalles", afirma Irene. Además, el entorno acompaña. Villarejo de Salvanés goza de un alto valor histórico, puesto que desde allí salían los Tercios de Flandes, y destacan varios edificios monumentales de gran interés, como el Castillo, el Convento de Nuestra Señora de la Victoria, la Iglesia y la Casa de la Tercia con su museo.

estancia-unica-en-una-antigua-bodega-patrimonio-de-madrid-con-visita

El municipio, a 48 km de la capital, forma parte también de diversas rutas, tanto a caballo, como de bicicleta (CiclaMadrid) y senderismo. La Semana Santa es una de las más conocidas de la Comunidad. Su Pasión Viviente, que se representa en el Castillo, es célebre en toda la comarca. Otras fechas perfectas para escapar a Villarejo de Salvanés son sus fiestas de la Virgen de la Victoria, que se celebran durante los meses de septiembre y octubre.