Anacardos, tus aliados contra el colesterol

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Los anacardos están de moda. Muestra de ello es que no pueden faltar en ninguna cuenta foodie de Instagram o en la carta de los restaurantes veggies más de moda de las ciudades españolas.
 

Su origen te transporta hasta América del Sur, en especial Brasil, aunque fueron los europeos quienes las descubrieron hace más de 400 años. Actualmente, África y Asia son los países más productores de estos frutos secos, que son unos grandes combatientes contra el colesterol.

Los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados que se encuentran en los anacardos son la clave para disminuir los niveles de colesterol LDL y triglicéridos. Te prevendrán de enfermedades cardiovasculares y de padecer accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

Podrás encontrarlos en el mercado tanto crudos como tostados, salados o sin sal, y todos tienen unos interesantes valores nutricionales. Por cada 50 gramos, tienen 285 calorías, 9 gramos de proteínas, 16 gramos de hidratos de carbono y casi un gramo de fibra.

Además, los anacardos son una buena fuente de magnesio, por lo que ayudan en el metabolismo de los alimentos y la síntesis de ácidos grasos y proteínas. Y también está relacionado con la relajación muscular y la transmisión y actividad neuromuscular.

Están disponibles durante todo el año y te aconsejamos guardarlos en un bote hermético en la nevera para evitar que se enrancien.Serán un aperitivo o picoteo entre horas saludable o un excelente topping en tus ensaladas más creativas.