¿Sabes cómo cortar las uñas de tus hijos?

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Cortar las uñas a un bebé o a un niño pequeño -mínimo, hasta los dos años es difícil convencerles de que no pasa nada por hacerlo- parece algo sencillo; pero si ya has pasado por eso, seguro que sabes que es algo parecido a un deporte de alto riesgo. Es una tarea complicada, pero muy necesaria. Por eso, hoy te traemos algunos consejos para hacerlo algo más llevadero.
 

Lo primero, y más fundamental, es que puedas controlar los movimientos del pequeño y, a la vez, tener una buena visibilidad de la uña. Es imprescindible que te hagas con el material adecuado -un cortauñas infantil o unas tijeras de punta redonda- para minimizar riesgos. Cuanto más se parezca la perspectiva a la que tú tienes cuando te cortas tus uñas, más fácil y rápida será la tarea de cortárselas a tu hijo. Aunque todo depende de la edad del niño/a. Debes sujetar fuerte al niño, colocarlo de espaldas a ti y rodearle sus brazos para impedir que los levante. Así evitarás lastimarlo con las tijeras o que se de algún golpe.

En cuanto al lugar, lo más importante es que la visibilidad sea muy buena. Es mejor luz natural o artificial, y sin nada que te estorbe ni la tape. Una idea puede ser comprar alguna lamparita pequeña con la que puedas enfocar directamente sobre las manos del peque. Además, normalmente a partir de los 3 años, ya le podrás explicar a tu hijo que no pasa nada; así que corta sus uñas delante de él para que observe que no causa dolor.

Por otro lado, también la técnica influye, tanto en la rapidez como en la seguridad a la hora de cortarlas. Un momento ideal para cortarlas es después de la ducha, porque las uñas están más blanditas. Y no apures al ras para tener un margen de error ante algún movimiento inesperado. Hay también padres que, por ejemplo, aprovechan mientras duermen sus hijos, sobre todo si tienen un sueño profundo, para cortarles las uñas.

Las uñas de los pies son diferentes. Para evitar que se claven -piensa que van dentro de calcetines y zapatos- debes cortar las uñas de los pies siempre de forma recta. Y aquí si que recomiendar usar, únicamente, una tijera recta pero con punta redondeada; así te asegurarás de cortarlas rectas. Un truco es presionar la yema de los dedos, para que la uña se levante y tengas facilidad para cortar lo que sobresale.