Viajar con niños, ¿qué debo tener en cuenta?

Responsive image

by J.Lizcano
Aunque ahora el título de este post te puede sonar a broma, cuando menos te lo esperes podrás empezar a pensar en planes, en vacaciones, en escapadas de un fin de semana… Así que, toma nota de los consejos que tenemos que proponerte si viajas con niños.
 

La añorada vuelta a la "normalidad". Eso es lo que deseamos que llegue cuanto antes: la vida que teníamos antes de la pandemia, las mascarillas, los geles, las distancia de seguridad, ¡y las cosas que todavía no están permitidas hacer! Como los viajes. Pero seguro que, gracias a las distintas vacunas para la pandemia de la Covid-19, dentro de poco estaremos disfrutando de los tan ansiados viajes y preparativos. Hacer la maleta, elegir el destino, playa o montaña, hotel o casa rural, una semana o quince días…. Y sí ya de por sí es complicado, cuando se tienen niños, la cosa se complica. ¡O no!

Viajar es la mejor forma de conocer nuevas culturas, aprender y descubrir otras partes del mundo en el que vivimos. Si te hace te gusta y te hace ilusión, ¡imagina cómo será para tu hijo descubrir, por primera vez, otros pueblecitos y ciudades! La mayoría de las familias prefiere viajar con los niños en verano, aprovechando que ellos no tienen cole, y se decantan por destinos con playa.

Aunque muchas otras personas prefieren evitarse el trastorno de la arena de la playa y su destino son zonas rurales o ciudades. Para todos ellos comentar que lo mejor es ajustar el viaje a las necesidades de los niños y, sobre todo, a la edad de los pequeños.

viajar-con-ninos-cuando-es-el-mejor-momento

5 consejos a tener en cuenta

Lo recomendable si se viaja con bebés o los niños tienen pocos años es elegir un destino cercano, al que se pueda ir en coche y que no dure mucho tiempo. Par ir, poco a poco, alargando el trayecto y la distancia a recorrer, según vaya creciendo el peque. A continuación os proponemos algunos consejos a tener en cuenta:

1. Documentación: ¡No te olvides de ella! Sobre todo si vas a viajar al extranjero. Es aconsejable el DNI (en el caso de que vayas a viajar en avión), aunque no es necesario hasta los 14 años. En el caso de que tu viaje sea por la geografía española, recuerda tener a mano el Libro de Familia por si lo pidiesen en algún momento. Ah, y la tarjeta sanitaria.

2. El momento "maleta": Si ya de por sí es complicado saber qué ropa vas a necesitar cuando preparas tu maleta, imagina cuando se trata de la de tu hijo. Pero tranquila, ¡de peores hemos salido! Acuérdate de incluir más ropa de la que pienses que va a necesitar tu pequeñ@. Aquí los "por si acaso" son siempre bien recibidos. Sabes que los niños, por lo general, se ensucian fácilmente, por lo que vas a necesitar ropa de repuesto. Incluir todo lo necesario en el neceser de aseo es otro de los aspectos a tener en cuenta. ¡Y sus juguetes favoritos!

3. El botiquín multiusos: Una parte de este útil indispensable en cualquier equipaje debe estar reservado para ellos. Recuerda incluir tiritas, gasas, algodón, alcohol y unas tijeras pequeñas. Los medicamentos infantiles también será bueno que los metas en el botiquín, porque no en todos los destinos o farmacias podrás encontrarlos. ¡Más vale ser prevenida!

4. ¿Qué tipo de alojamiento escojo?: Pues, como todo, depende de la edad de tus niños. Si son demasiado pequeños, el consejo es ir a un hotel. Además de ser más cómodos, seguro que cuentan con una cuna (así no tendrán que incluir una cuna plegable en tu equipaje), mientras que si son algo más mayores, estos establecimientos siempre cuentan con grupos de animación y salas de juegos para que estén entretenidos.

El apartamento o el camping suele ser otra buena opción. Eso sí, cuando los niños son algo más mayores y tienen más independencia. Ambos establecimientos están acondicionados para familias con hijos, por lo que cuentan con mayor vigilancia, zonas recreativas, piscina y amplias zonas verdes que harán las delicias de los más pequeños.

5. Coche, tren, avión.... ¿cómo me desplazo?: Desde luego, que de la manera que resulte más cómoda para ti y tus hijos. El avión es el más rápido, pero como desventaja tiene las horas de espera hasta que embarcas (eso si no tiene retrasos), mientras que yendo en tu coche puedes hacer el viaje a tu medida, parando cuando lo necesites para estirar las piernas. El autobús o el tren (con coche cama), por la noche es la mejor opción para que los niños descansen.

viajar-con-ninos-cuando-es-el-mejor-momento

.