Consejos para hablar con tu pareja sobre sexo

Responsive image

by Mirian Díaz
Si deseas tener una vida sexual plena y placentera, debes hablar con tu pareja para adaptar vuestros gustos y preferencias
 

Hablar con tu pareja sobre sexo no siempre resulta sencillo, aunque en ocasiones es fundamental hacerlo. Aunque llevéis mucho tiempo juntos, hablar sobre un tema tan delicado como éste en el que tratar ideas, preferencias o sugerencias puede resultar complicado, pero aún así debes hacer lo posible por intentarlo para que ambos podáis disfrutar de un sexo positivo. Eso sí, deberás transmitir lo que sientes de forma clara pero también eficiente para no dañar su autoestima.

Hace algunos años, hablar sobre sexo era algo tabú. Sin embargo, hoy tenemos la mente más abierta y comunicar nuestras necesidades o carencias puede unir más a la pareja y potenciar su cercanía. De hecho, para disfrutar del sexo plenamente y con libertad, es preciso llegar a un entendimiento con el que obtener los mejores resultados. ¿Quieres conocer algunas recomendaciones que te llevarán a mantener una conversación fluida con tu pareja?

No reclames nada a tu pareja y háblale de forma positiva

Si en algún momento has querido probar algo nuevo durante la práctica del sexo, pero no sabes cómo decírselo a la otra persona porque temes su reacción, toma nota de este consejo. Tal vez te sientes incómoda, pero lo mejor es hablarlo abiertamente, haciéndole partícipe de lo que te gusta. Deja a un lado posibles comentarios hirientes y refuerza positivamente la conversación para que adquiera más fuerza. Por ejemplo, "me gusta mucho cuando me acaricias así, pero también podíamos probar a hacerlo de ésta otra forma".

Ante todo, sé paciente

A algunas personas les cuesta mucho hablar sobre sexo, aunque su pareja sea quien lleve la voz cantante. Si es tu caso, debes ser paciente y transmitirle lo que piensas poco a poco. Por ejemplo, puedes empezar a hablar sobre vuestra relación en general para ir entrando en materia hasta llegar al sexo.

Si no está por la labor, no lo tomes como algo personal

Puede que en esos momentos, tu pareja no esté receptiva, no le apetezca tratar el asunto o no se sienta suficientemente motivado para hacerlo. Eso no significa que no disfrute teniendo sexo contigo, simplemente que no es el mejor momento para mantener este tipo de conversación. Lo mejor es que no te enfades y buscar otra ocasión para hablar sobre vuestras relaciones sexuales. Tal vez, antes, durante o después del coito.

Ten tacto

No tienes que tener las mismas fantasías o preferencias que tu pareja. Debes pensar que cada persona es diferente, aunque es posible tomar nota de lo que le gusta al otro para adaptarlo a los gustos de los dos. Tener una comunicación abierta y sincera es clave, y buscar puntos en común o atender las necesidades del otro es algo que os ayudará a crecer juntos como pareja.