El libro que explica por qué las mujeres son el sexo fuerte

Responsive image

by María Robert 
La doble presencia del cromosoma X tiene la ‘culpa’, según el científico Sharon Moalem
 

Durante miles de años, las mujeres han sido denigradas como el sexo débil, infravalorando sus habilidades cognitivas y físicas. Pero como son las cosas, ha tenido que llegar un virus mortal que está causando estragos en todo el mundo para echar (aún más) por tierra esa teoría sin fundamentos. A medida que el covid-19 se ha extendido por el mundo, ha demostrado ser más mortífero para los hombres en todos los países donde existen datos.

En Italia, por ejemplo, se ha registrado una tasa de letalidad del 10,6% para este sexo, frente al 6% para las mujeres. Y sin ir más lejos, en España han muerto el doble de hombres que de mujeres. La edad y las comorbilidades son los factores de riesgo más importantes en la enfermedad por SARS-CoV2, al igual que también puede haber diferencias inmunológicas u hormonales entre ambos sexos.

El factor X

Basándose en estas evidencias, el científico canadiense-estadounidense Sharon Moalem ha desarrollado una teoría, detallada en su polémico libro El factor X, de que si las mujeres si las mujeres están generando una respuesta inmunitaria más eficaz al coronavirus u otras enfermedades podría deberse a que muchos de los genes que regulan el sistema inmunológico están codificados en el cromosoma X. Como explica en su obra, todo el mundo recibe un cromosoma X en el momento de la concepción. Sin embargo, el sexo está determinado (para la gran mayoría) por el cromosoma recibido de su padre: las mujeres obtienen una X adicional, mientras que los hombres no (reciben una Y).

Moalem describe esta característica biológica como "superioridad genética femenina". Es una teoría cuanto menos llamativa, y en su libro (escrito antes de la pandemia) justifica una amplia gama de factores vitales por la doble presencia del cromosoma X, desde la mayor longevidad de las mujeres hasta su menor incidencia de autismo.

No admite discusión que las mujeres tienen muchas menos probabilidades de sufrir trastornos genéticos ligados al cromosoma X, que incluyen todo, desde el síndrome de Hunter hasta el daltonismo, porque generalmente tienen un cromosoma X no afectado al que recurrir. De hecho, en el caso de la visión del color, el médico relaciona el segundo cromosoma X con un "superpoder visual" en las mujeres, permitiéndoles ver 100 veces el rango de color habitual.

Tener en cuenta todos los factores

Ahora bien, fuera de los trastornos genéticos hereditarios, la mayoría de las afecciones se pueden atribuir a una variedad de factores, que incluyen determinantes culturales, comportamientos y aspectos sociales y ambientales, así como una serie de condicionantes biológicos. En el caso del coronavirus, por ejemplo, hay toda una gama de comportamientos que minimizan los riesgos, como no fumar, lavarse las manos, mantener la distancia social, llevar unos hábitos de vida saludable, etc.

No obstante, la teoría de Moalem es que la mortalidad también depende de la ausencia de un segundo cromosoma X, ya no solo en referencia al covid-19, sino también en otras patologías como cáncer o enfermedades pulmonares. Ciertas o no, desde luego sus tesis merecen más estudios.