Sargadelos, recogiendo el legado de Isaac Díaz Pardo

Responsive image

by Merce Rey  
Con más de 200 años de historia, esta firma de cerámica gallega es reconocida internacionalmente gracias a sus distintivos diseños que combinan el azul cobalto y el blanco para crear auténticas piezas de coleccionista. El artista jugó un papel decisivo a la hora de dar impulso a la fábrica de Sargadelos a través de sus creaciones y su empeño por poner en valor a la cultura e historia de Galicia con las creaciones artísticas que allí se forjaban.
 

Sargadelos nace en 1806 de la mano de Antonio Raimundo Ibáñez en Cervo, Lugo, como una fábrica de loza. Años más tarde, José Ibáñez, hijo del fundador, recoge el testigo tras la muerte de su progenitor. En este momento, la actividad productiva de la fábrica vive una época de bonanza al producir 20.000 piezas anuales a principios de los años treinta del siglo XIX. En este momento, por su línea de producción pasan placas, floreros y jarros de estilo neoclásico. Más tarde ampliará su cartera de productos con lámparas y candelabros. En 1875 echó el cierre.

En 1949 se inicia una nueva etapa para la firma gallega, se abre en Sada, en A Coruña, Cerámica do Castro. Años después, en 1968 se dio un impulso a la fábrica de Cervo, con el objetivo de recuperar el espíritu creativo de lo que algún día fuera Sargadelos, y en el que intelectual y artista exiliado Isaac Díaz Pardo tuvo mucho que ver. Pero para comprender este resurgimiento artístico conviene hacer una parada en Argentina, lugar en el que Díaz Pardo forjó junto al escritor y dibujante Luis Seoane el Laboratorio de Formas, un espacio multidisciplinar para recuperar y dar visibilidad a la identidad cultural de Galicia, que más tarde se materializará en la recuperación de Sargadelos.

sargadelos_recogiendo_legado_10772_20210413094549.png (600×400)

A día de hoy, un total de 250 personas trabajan para la industria cerámica, que cuenta con dos plantas, una de ella situada en O Castro, Sada (A Coruña) y la otra en Cervo (Lugo). Su actividad productiva se centra en la combinación entre la tradición y vanguardia, con figuras y piezas de porcelana artesanal pintadas a mano, conviviendo los diseños de antaño con otros adaptados a los nuevos tiempos (experimentación cromática, de estilo y de forma). Dispone de un amplio catálogo de productos como vajillas, juegos de café, bandejas y fuentes, pasando por figuras decorativas como jarrones, maceteros, lámparas, relojes, piezas temáticas, hasta joyería, fragancias y complementos (bolsos, monederos, carteras, mascarillas, pañuelos y llaveros).

sargadelos_recogiendo_legado_10772_20210413094721.png (600×400)

Universo Sargadelos en vivo

Las instalaciones situadas en Cervo y Sada acogen la visita de autóctonos y foráneos que pueden descubrir de cerca el proceso productivo de la pieza cerámica. También existe la posibilidad de contemplar la evolución artística de la firma a través del Museo Sargadelos, en el que poder admirar cerámica de antaño, pero también la actual.

FOTO PRINCIPAL.: Fotograma sacado del vídeo del spot del proceso productivo de las Meninas de Sargadelos.