La serie de animación "Alas de fuego" levanta el vuelo en Netflix

Responsive image

by Ángela Zorrilla
En el mundo de Pyrrhia, el entorno protagonista de las novelas "Alas de fuego", son los dragones los que viven todas las aventuras. Siempre son ellos los que resuelven los problemas, se enamoran, luchan contra los malos y —si les apetece— cumplen una profecía o dos.
 

Cuando Sutherland se puso a escribir sus novelas de fantasía sobre dragones, "Alas de fuego", tenía claras varias cosas: que fuera una historia de fantasía épica, que tuviera sentido del humor y que los protagonistas fueran héroes de gran corazón. Quería explorar temas como el destino frente al libre albedrío, las distintas maneras de esgrimir el poder, lo innato y lo aprendido, la familia, y la empatía y la amistad. Pero lo más importante de todo tal vez fuera que quería contar la historia desde el punto de vista de los dragones.

Tui T. Sutherland, autora y productora ejecutiva, asegura que está encantada de "invitaros a visitar el mundo de "Alas de fuego" de una forma totalmente nueva: ¡con una serie de Netflix!". Y es que ¿habrá serie de televisión? ha sido la pregunta que más le han hecho en los actos a los que ha asistido casi desde el principio. "Y por fin puedo contestar que sí", añade.

En este mundo de fantasía, cualquier dragón puede ayudar a salvar el mundo, sin importar lo tímido, peculiar, quisquilloso o excesivamente entusiasta que fuera. "Quería que los lectores sintieseis justo eso: que todos y cada uno de vosotros sois importantes y maravillosos tal como sois, y que podéis poner vuestro granito de arena para cambiar cualquier situación", recuerda de sus novelas la escritora. Su intención es todos se pudieran ver reflejados en las páginas de este mundo fantástico de dragones, y ahora espera que también sus fans puedan ver reflejados en la pantalla.