El yoga como forma de vida, por Lucía Liencres

Responsive image

by Sofía Borrás
El yoga es una práctica que conecta cuerpo, respiración y mente. Un mundo apasionante donde el que entra en él, queda capturado. Es lo que le sucedió a Lucía Liencres, que ha hecho del yoga un estilo de vida.
 

Por ello, hablamos con ella para que nos desvele los secretos de esta práctica milenaria y nos cuente de qué forma el yoga puede ayudarnos en un contexto tan complicado emocionalmente como es el que estamos atravesando con la crisis del COVID-19.

Cuéntanos cómo te iniciaste en esto del yoga

Todo empezó cuando me fui de vacaciones a Kenia a casa de mi tía abuela, yogui desde hace casi 40 años. Se despertaba todos los días a las 7 am y lo primero que hacía era su práctica diaria de meditación y de yoga.

El primer día no me lo podía creer; a pesar de tener 41 años más que yo, estaba mil veces más en forma. Yo era un tronco, me dolía todo el cuerpo en cualquier postura que intentaba y me costaba mantener mucho la atención. Ella, sin embargo, parecía que volaba. Pero no solo físicamente; había algo más que me transmitía al practicar yoga, ¿quizás paz? No lo sé, pero me despertó un gran interés…

¿Cómo ha cambiado tu vida desde entonces?

El yoga me ha ayudado muchísimo. Conocerme, descubrirme y saber qué quería en mi vida fue realmente lo que hizo que diera el paso de salir de mi zona de confort.

Desde hace unos años empecé una nueva vida en la que cada día aprendo muchísimo, en la que estoy conociendo gente muy auténtica y en la que además siento que estoy ayudando a mucha gente a abrir los ojos en su vida, y a hacerlo a través del yoga.

Mi lema siempre ha sido: "Sé como tú quieras", porque, entre otras cosas, creo firmemente en la transformación del cuerpo y la mente a través de la práctica constante y humilde.

el-yoga-como-forma-de-vida-por-lucia-liencres

¿Cómo es dedicar tu vida al yoga?

Uno de mis sueños era vivir entre Tarifa y Madrid y gracias al yoga lo he conseguido. Desde Tarifa gestiono el estudio de yoga online y voy cada mes a Madrid a trabajar en las grabaciones y a supervisar las clases presenciales en TheClassyoga Madrid.

Estamos sufriendo los efectos colaterales de la pandemia, sobre todo a nivel emocional. ¿En qué podría ayudarnos el yoga?

El yoga, como su propia definición indica, aúna el poder de conectar cuerpo, mente y respiración, por lo que es ideal para activar tu cuerpo (liberándolo de cargas y preocupaciones) o para bajar el ritmo de respiración y agitación e ir un poco más en calma. El yoga también nos ayuda a despejar la mente y resetearla, lo cual relaja el cuerpo para tener un sueño más reparador y descansar mejor.

Está comprobado que, si te sientes bien contigo mismo, estás de mejor humor, eres más productivo, trabajas más a gusto y regulas mejor tus emociones; algo que ha cobrado cada vez más importancia.

¿Qué nos está pasando estos meses de pandemia?

Dos de los síntomas más evidentes en estos momentos que vivimos son el estrés y la ansiedad, muchas veces los principales responsables de nuestra falta de sueño. Y, en este caso, la meditación es un ejercicio mental que produce efectos calmantes en la mente para dejar a un lado estos síntomas. Además, a través de la atención plena entrenamos la mente para llevarla a un estado de paz, calma y serenidad interior.

el-yoga-como-forma-de-vida-por-lucia-liencres