¿Baby Shower a la vista y no sabes qué regalar?

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Recibir a un nuevo miembro en la familia es un momento de alegría que merece ser celebrado. Desde hace unos años, las celebraciones de nacimiento, fiestas premamá o baby shower son cada vez más populares entre las futuras madres.
 

Una rica merienda, una bonita decoración, algunos juegos divertidos como cambiarle los pañales a un bebé de juguete y tus mejores amigas son los ingredientes fundamentales para que el "baby shower" sea un éxito.

Además de compartir un buen rato con la futura madre, esta fiesta es un buen momento para tener un detalle con el nuevo miembro de la familia. Las posibilidades son infinitas y a veces puede ser difícil elegir. Un cambiador portátil, algo de ropa, una tarta de pañales, una caja de recuerdos, o por qué no, un juguete que le ayude a descubrir el mundo de forma sana y divertida.

Los expertos en desarrollo infantil aseguran que todo aquello que ocurre durante los primeros 5 años de vida tiene un gran impacto tanto en el desarrollo del cerebro del niño, como en su forma futura de aprender y sus habilidades a lo largo del resto de su vida. Por eso, los juguetes son una parte crucial en su educación, les ayudan a explorar la realidad, a encontrar nuevos caminos, desarrollar su imaginación, probar estrategias, aprender, acertar, fallar, equivocarse y volverlo a intentar. Elegir el más adecuado no es siempre una tarea fácil.

¿Cuáles son los mejores juguetes?

Winfun, marca de juguetes para preescolares distribuida en España por COLORBABY, desvela qué tipo de juguetes y cómo deben de ser para que los bebés desarrollen sus habilidades motoras, cognitivas y sociales y, además se diviertan:

1. Gimnasio de actividades (a partir de 0 meses)

Los gimnasios de actividades son muy útiles para el desarrollo psicomotor del bebé porque pueden utilizarse para jugar boca abajo, mover sus brazos y piernas o crear un lugar seguro con distintas texturas, colores y sonidos.

2. Juguetes de arrastre o con ruedas

Los triciclos y correpasillos ofrecen muchas ventajas. Además de ser una fuente de diversión y beneficios para el niño como promover su independencia y la confianza en sí mismo.

3. Sonajero o mordedor

Sin duda, es uno de los primeros juguetes que el niño manipulará antes de empezar a llenar sus estanterías con miles de puzzles, muñecos y otros objetos. Los sonajeros son perfectos para estimular los sentidos como la vista o el oído. Más adelante, el bebé buscará el sonajero con sus manos para hacerlo sonar él mismo, así entrena su coordinación corporal y ojo-mano.

baby-shower-a-la-vista-y-no-sabes-que-regalar

4. Peluche con luz y sonidos relajantes

Numerosos estudios han demostrado que los peluches tienen un efecto positivo en el desarrollo del niño. A los bebés les encanta tocar y sentir nuevas texturas. Incluso a una edad tan temprana, los bebés empiezan a captar los diferentes colores, tamaños y texturas del mundo que les rodea y los juguetes blandos son una forma perfecta de que exploren cosas nuevas.