Repasamos pros y contras de las dietas más "in" del momento

Responsive image

by Rosa Girona Roig
En esta época de inseguridades y ansiedad, en plena operación biquini pero con un deseo descontrolado por disfrutar de los placeres de la vida, la alimentación se nos presenta como un arma de doble filo, por un lado nos calma el estrés y nos produce grandes satisfacciones, y por otro nos crea cargo de conciencia cuando nos apartamos de la saludable dieta mediterránea.De la mano de los expertos de Clínica Menorca repasamos las dietas más "in" del momento con sus pros y sus contras.
 

Unos recomiendan el ayuno, otros reducir calorías, pero lo cierto es que lo más importante es alimentarse de forma adecuada, mantener una dieta saludable toda la vida que incluya variedad de productos pero en cantidad moderada.

repasamos-pros-y-contras-de-las-dietas-mas-in-del-momentoSiguiendo estas pautas, la doctora María José Crispín, médico nutricionista de Clínica Menorca, analiza diferentes tipos de dietas, de moda pero dentro de las más saludables siempre que se hagan con cabeza, por un período de tiempo concreto o bajo supervisión médica según el caso.

Partiendo de la base de que la mejor y única dieta es un estilo de vida saludable, eventualmente podemos seguir algún régimen más restrictivo, del mismo modo que nos podemos dar un capricho, pero la constancia en la buena alimentación junto a la práctica de actividad física moderada es la clave del éxito. Dicho esto analizamos diferentes tipos de dieta, actualmente de moda, para descubrir la que mejor nos va en función a nuestras necesidades, estilo de vida, requerimientos nutricionales, posibles intolerancias.

Cetogénica

Consigue resultados rápidos de forma espectacular en lo que a bajada de peso se refiere pero no es apta para todo el mundo. Hay que hacerla siempre bajo supervisión médica.

Beneficios. Bien indicada y bajo supervisión médica, es el mejor tratamiento de la obesidad. Consigue una bajada de peso rápidamente y sin pasar hambre así como una disminución mayor de porcentaje de grasa corporal que cualquier otra dieta.

Contraindicaciones. No pueden seguirla:

  • Personas que toman ciertos fármacos como corticoides o insulina
  • Personas con enfermedades como diabetes tipo 1, insuficiencia hepática, renal o cardíaca
  • Personas con graves trastornos de la conducta alimentaria

Conclusión: Solo bajo supervisión médica

¿Por qué iniciarla? Porque la persona tenga obesidad y quiera resultados rápidos y efectivos. A cambio esa persona tiene que aceptar una disciplina estricta y después aprender un nuevo estilo de vida para mantenimiento de resultados

¿Por qué desaconsejarla? Por las contraindicaciones médicas antes dichas, porque no exista supervisión médica, porque la persona no sea disciplinada o porque no quiera cambiar sus hábitos después del adelgazamiento.

¿Cómo hacerla más saludable? Se hace o no se hace, a medias no hay cetosis. Hay que hacerla siempre bajo control médico para evitar los posibles efectos secundarios. Después de la dieta siempre hay que mejorar el estilo de vida para el mantenimiento de resultados.

Ejemplo de Menú tipo (tras la fase de cetosis supervisada por el médico):

  • Desayuno: Huevos revueltos
  • Comida: Filete de pollo a la plancha con espinacas a la plancha aliñadas con ajo en polvo
  • Cena: Ensalada de canónigos, rúcula y pepinillos con una lata de atún al natural

Dieta detox

Está muy de moda el concepto `dieta détox´ pero es un poco engañoso. No solo se trata de una dieta que elimina del cuerpo sustancias tóxicas o poco saludables, sino que también elimina grasa corporal y ayuda a seguir un estilo de vida saludable

Beneficios. Con la dieta détox se pierde peso de forma saludable, se incrementan los niveles de bienestar y la vitalidad, se reduce el cansancio y la fatiga favoreciendo un mejor descanso, ayuda a eliminar la retención de líquidos y el tránsito intestinal y la piel se vuelve más tersa e hidratada.

Contraindicaciones. Lo realmente saludable no es hacer una dieta détox durante dos semanas y luego volver a cometer excesos. Podemos empezar a hacerla para adquirir buenos hábitos alimenticios y a partir de ahí seguir con un buen estilo de vida. No hay milagros, por muy saludable y ligera que sea la dieta détox, si después volvemos a los excesos, esta dieta no servirá para nada. Lo realmente ideal y a la vez difícil es no seguir una moda un rato, sino cambiar de hábitos y que la dieta saludable sea lo normal, tu moda. En principio no tiene ninguna contraindicación. Sólo si se hace de modo habitual, porque se consumen muchas verduras y frutas pero el ser humano también necesita otro tipo de nutrientes para no acabar con déficits nutricionales. Si se hace de modo concreto, para eliminar los excesos puntuales cometidos, durante dos semanas, ayuda mucho.

¿Por qué iniciarla? Se presupone que las personas que van a seguir una dieta détox aceptan el hecho de que previamente han cometido excesos en la alimentación y ahora quieren compensarlo, ayudando al cuerpo a eliminar lo que no necesita para un funcionamiento más eficaz, favoreciendo además la pérdida de peso, eliminando la grasa acumulada.

¿Por qué desaconsejarla? No es una dieta para seguir un estilo de vida saludable, solo para casos puntuales.

¿Cómo hacerla más saludable? Tomando los nutrientes esenciales. Frutas y verduras frescas en cantidad abundante, porque aportan vitaminas, antioxidantes y fibra. No es necesario hacer batidos ni licuados, pues corremos el riesgo de consumir mucho azúcar. Proteínas en pequeñas cantidades. Sin ellas se pierde masa muscular. Es mejor pescados y carnes blancas y no carnes rojas. Los vegetarianos pueden usar preparados comerciales a base de soja, tofu o seitán. Grasas buenas, en pequeña cantidad, aceite de oliva virgen extra o aguacate, pescados azules y frutos secos no fritos. Son esenciales para la buena salud y sin ellos aparecen efectos secundarios. Cereales integrales en pequeñas cantidades. Aportan más fibra y nutrientes, pero cuidado porque tienen un importante valor calórico. Beber agua, más o menos 2 litros. Es fundamental estar bien hidratados. Si no nos gusta o no apetece beber agua fría, podemos tomar infusiones, pero nunca refrescos y zumos industriales.

Ejemplo de Menú tipo:

  • Desayuno: Fruta fresca, no zumo + leche desnatada + 30-40 g de avena + Café, té o cacao puro
  • Media mañana: Fruta variada + más yogur desnatado
  • Comida: Menestra más dos huevos duros
  • Media tarde: Fruta fresca + 15 g de frutos secos, no fritos + infusión larga de agua sin azúcar
  • Cena: Ensalada de hoja verde, tomate cherry y gambas cocidas

Sin gluten

Aunque no todo el mundo es intolerante al gluten, debido a la existencia de muchísimos alimentos que lo contienen, hacer dieta sin gluten ayuda a bajar peso (además de mejorar problemas digestivos cuando también hay intolerancia).

Beneficios. Se eliminan muchas comidas y bebidas calóricas y poco nutritivas: bollería, repostería pan, pasta, helados, snacks, cerveza…

Contraindicaciones. Ninguna, se puede comer sanísimo sin ingerir gluten, eso sí, es socialmente difícil y más cara.

¿Por qué iniciarla? Porque mucha gente abusa de comidas y bebidas con gluten y solo bajando su consumo, mejora peso y salud.

¿Por qué desaconsejarla? Porque es difícil, caro y poco social comer sin gluten.

¿Cómo hacerla más saludable? Si no hay intolerancia o celiaquía es suficiente, y más fácil, disminuir el consumo de gluten, consumir menos cantidad y con menos frecuencia

Ejemplo de Menú tipo:

  • Desayuno: Tostada de pan de maíz con guacamole y zumo de frutos rojos
  • Media mañana: Yogur natural con frutos secos.
  • Comida: Salteado de ternera con verduras y arroz integral.
  • Merienda: Queso fresco con fruta.
  • Cena: Pechuga de pavo a la plancha con ensalada de tomate, lechuga y aguacate.

Ayuno intermitente

Ayuno no es una dieta propiamente dicha, es estar sin ingerir alimentos durante un período de tiempo, se estima que entre 12 y 16 horas. Si se lleva una alimentación sana, variada y equilibrada, incluyendo diariamente verduras, frutas y proteínas, y evitando lo que no saludable (comida preparada, azúcares, refrescos…) aportará beneficios para la salud física y mental

Beneficios. Es una opción más. Hay estudios que demuestran que puede mejorar notablemente la salud física y mental, pero no es para todo el mundo. Es para un tipo de personas que pueden estar un montón de horas sin ingerir nada y que llegan a la siguiente comida sin demasiado hambre y controlan su apetito. Pero hay personas que si están 16 horas en ayunas, les resulta realmente complicado controlarse en la ingesta posterior y no atracarse, por lo que no es nada recomendable para ellas.

Contraindicaciones. Hay que mentalizarse de que después de estar un montón de horas en ayunas no se puede uno lanzar a comer cualquier cosa, que suelen ser alimentos con muchas calorías, lo importante es no saltarse la dieta sana y equilibrada. No se trata de que porque se ha estado unas cuantas horas sin comer, ahora me puedo permitir lo que quiera, se trata de controlar el apetito, comer poco y saludable.

¿Por qué iniciarla? El fasting o ayuno intermitente busca restringir el número de calorías haciendo ayuno durante 16 horas seguidas y concentrar el consumo de alimentos en las 8 siguientes, repartido en 2 o 3 comidas. También está la opción, sobre todo para principiantes, de 12/12, 12 horas seguidas de ayuno y consumir alimentos durante las 12 horas siguientes. Se recomienda empezar por esta opción si nunca antes se ha hecho ayuno. Sería pasar 12 horas sin ingerir ninguna caloría (por ejemplo desde las 10 de la noche a las 10 de la mañana). Se pueden tomar líquidos sin calorías como agua, agua con limón, café o infusión sin leche ni azúcar o algún refresco `zero calorías´. Durante las 12 horas siguientes (10 de la mañana a 10 de la noche) se realizará comidas sanas en cantidades equilibradas, nada de atracones ni comer sin control.

¿Por qué desaconsejarla? Porque cree ansiedad el hecho de estar muchas horas sin comer, sobre todo la versión habitual 16-8 puede hacer que estemos constantemente pensando en que `no podemos comer´ y cuando lleguemos a la siguiente ingesta, lanzarnos como un premio a la comida. Si es así, es mejor seguir otro estilo de vida igualmente saludable, como es el de las 3-5 comidas, desayuno, comida y cena, con tentempiés o no. No olvidar que lo importante siempre es un consumo saludable de nutrientes en cantidad moderada, cómo lo repartamos a lo largo del día simplemente es una opción.

¿Cómo hacerla más saludable? En cada ingesta hay que incluir verdura y proteína, no pueden faltar y lo que se debe evitar son los azúcares, harinas refinadas, grasas, bebidas dulces y alcohólicas, de hecho esos alimentos se tienen que evitar en cualquiera dieta.

Ejemplo de Menú tipo:

  • Desayuno o merienda: Fruta fresca y/o lácteo, yogur natural o queso de Burgos o café con leche.
  • Comida: Salmón a la plancha con guarnición de arroz más ensalada de pimientos asados.
  • Cena: Ensalada de mezcla de lechugas, pimiento asado, espárragos, maíz y pavo.

Dieta Pegan (paleolítica vegana)

La mezcla de paleo (pescado, huevos y carne de caza, plantas, verduras y frutos secos) con proteína de calidad, más vegana (legumbres, cereales, semillas) con abundantes vegetales y sin productos refinados, es bastante más saludable que seguirlas individualmente

Beneficios. Es una dieta muy sana.

Contraindicaciones. Ninguna, es una opción muy saludable.

¿Por qué iniciarla? Te mantienes sano y delgado gracias a la ausencia de productos refinados y al menor consumo de azúcares.

¿Por qué desaconsejarla? Es una dieta para personas muy concienciadas con la alimentación sana. Nunca la desaconsejaría, pero no todo el mundo es tan saludable.

¿Cómo hacerla más saludable? Basta con vigilar las cantidades. Por muy buen producto que sea, siempre hay que controlar el exceso.

Ejemplo de Menú tipo:

  • Desayuno: Batido de piña y coco con frutos rojos.
  • Comida: arroz con verduras y pollo.
  • Cena: Pescado a la plancha con verduras al vapor.

Dieta antiedad reafirmante

Está científicamente probado que comer menos alarga la vida y retrasa enfermedades degenerativas asociadas a la vejez.

Beneficios. Tanto el colágeno de la piel como el músculo son proteínas que cada día deben ser aportadas por la alimentación para compensar y reparar `desperfectos´ provocados por el paso del tiempo. Poca carne roja y embutidos, ricos en grasa saturada; más pescados azules, proteínas ricas en omega 3.

Contraindicaciones. En general un menú hipocalórico con el mínimo de azúcar y grasas trans y el máximo de frutas y verduras puede provocar ansiedad de dulce, que podemos resolver con una onza de chocolate negro o un vaso de leche de avena con cacao puro. Si aparece necesidad de salado: un puñado de aceitunas y/o pepinillos o un minibocata de pan integral con algo de poca grasa.

¿Por qué iniciarla? Porque al ser a base de abundantes frutas y verduras, fuente de antioxidantes, vitamina A, C, E, resveratrol, selenio, polifenoles…, retrasan el envejecimiento y sus enfermedades. A partir de los 40 años empiezan a notarse síntomas asociados a la edad como pérdida de memoria, flacidez, pérdida de musculatura…

¿Por qué desaconsejarla? Es una dieta muy saludable que cualquiera puede hacerla.

¿Cómo hacerla más saludable? Hay que intentar ser feliz, descansar y manejar la ansiedad; se relaciona con tener un sistema inmunológico óptimo y por tanto unas defensas fuertes que nos protegen de la enfermedad y tiene efecto antienvejecimiento.

Ejemplo de Menú tipo:

  • Desayuno: Fruta fresca: una manzana, o dos kiwis o dos mandarinas o seis fresas + leche sin lactosa o kéfir con avena o pan integral con un poco de jamón o pavo o huevo + té verde sin edulcorante o con stevia
  • Media mañana: Fruta variada o bebida de avena con té verde
  • Comida: Lentejas con arroz y verduras (sin tocino ni chorizo)
  • Media tarde: Fruta variada + 3-4 nueces (8-10 almendras no fritas) + infusión sin teína ni azúcar
  • Cena: Espinacas rehogadas más atún a la plancha

Clean eating

Consiste en la ingesta de menos azúcares, menos sal, y menos grasa. Tomar más fruta, más grano integral, evitar productos procesados y apostar por grasas saludables. Hacer 5 comidas diarias y dedicar tiempo a comprar y cocinar. Es una dieta muy saludable, razonable y simple. No es la dieta mejor para bajar rápidamente de peso pero posiblemente la más indicada para evitar recuperar el peso perdido y mantenerse saludable.

Beneficios. Es sana, fácil, barata y la mejor para garantizar mantenerse sano y en el peso adecuado a largo plazo.

Contraindicaciones. Ninguna, pero cuando hay obesidad y el paciente es de los que se estimula con resultados rápidos, no es la mejor opción.

¿Por qué iniciarla? Porque es saludable y sencilla. No genera ansiedad, al revés, relaja y mantiene saciado. Además es barata y te ayuda a mantenerte en tu peso. Es la mejor dieta para mucha gente cansada de `soluciones milagro´ que adelgazan y recuperan el peso constantemente. Eso sí, no hay que tener prisa si lo que se quiere es adelgazar, hay que centrarse más en el mantenimiento de la salud, y el peso a largo plazo, que en la rapidez.

¿Por qué desaconsejarla? No la desaconsejaría

¿Cómo hacerla más saludable? Es 100% saludable.

Ejemplo de Menú tipo:

  • Desayuno: Un batido con té matcha, espinacas, semillas de lino, dátiles, anacardos, apio, espirulina…
  • Comida: Patata o boniato relleno de tomate, cebolla, aguacate, pimiento, judías verdes o alubias cocidas y perejil con salsa de yogur.
  • Cena: Ensalada de cuscús con atún