Las mejores freidoras sin aceite para cocinar más sano

Responsive image

by María Robert 
Estos aparatos te ofrecen el mismo sabor, una logística más sencilla y muchísimo menos perjuicios para la salud que las convencionales
 

A la mayoría de los mortales les pirra un buen plato de croquetas o una montaña de patatas fritas, pero esta forma de cocinar está prohibidísima para quienes llevan a rajatabla lo de la vida sana. En sustitución a los tradicionales aparatos van ganando terreno en los hogares las freidoras sin aceite, que aparte de permitir al usuario elaborar versiones mucho menos calóricas y saludables de algunas de esas recetas tan deliciosas, son útiles para asar, hornear y cocer al vapor.

Además, sus ventajas a nivel salud se extienden también a la logística doméstica, pues ahorra el engorro de la limpieza y los cambios de aceite que requieren las freidoras de toda la vida (la OMS lo recomienda cada cuatro usos, como máximo).

Las ventajas de esta forma de cocinar

"Hacer que un alimento crudo llegue a estar en disposición de poderse comer, teniéndolo el tiempo necesario en aceite o grasa hirviendo", es la definición de freír. Con las freidoras sin aceite (o de aire, como también se la conoce) eliminamos la última parte de la acepción, con lo cual, no podemos esperar el mismo resultado que con una convencional.

Ahora bien, su método de cocción con aire caliente se acerca a la fritura, e incluso en algunas recetas podemos añadir pequeñas cantidades de aceite, pero evitaremos ensuciar toda la cocina y sobre todo, los problemas de salud derivados de alimentos cargados de grasas. Del mismo modo, la textura de los alimentos cocinados sí que se parece, así que con un poco de imaginación, le podrás dar otro toque a las verduras.

Tres tipos de freidora de aire

En cuanto a las características que se deben valorar a la hora de hacerte con una freidora sin aceite, naturalmente una de las más importantes es las dimensiones que ocupa, pero también si es apta para lavavajillas o si tiene controles diales o digitales (los segundos son menos precisos).

A grandes rasgos hay tres tipos. El más comercializado es el modelo que tiene cajón deslizante o cesta extraíble de forma frontal, de modo que encontrarás un amplio rango de precios y calidades. Es una buena elección para alimentos que habitualmente se elaboran a la parrilla, como el pescado, la carne o las verduras, y requiere estar pendiente para que se cocine de manera uniforme. Buenas opciones son la Princess Aerofryer Deluxe 182033, la Philips Essential HD9252/90 o la Cosori 5,5L.

También encontrarás en el mercado las de apertura superior, cuya ventaja frente al modelo anterior es que la comida se va moviendo automáticamente sin tener que estar al quite para que el punto de cocción sea homogéneo. Eso sí, son más caras y hay menos alternativas a la hora de elegir. La Tefal Actifry Extra Black FZ7228 y la Cecotec TurboCecofry 4D son aciertos casi asegurados.

Y para los más cocinillas el modelo premium es el de multifunción con horno, que suelen ser más versátiles y demandan poca atención una vez puestas a funcionar. Por ejemplo, la Innsky Freidora sin Aceite 10L, además de tener una capacidad extra grande, permite una gran cantidad de cocinados diferentes mediante la circulación de aire caliente de 360º.