Escapadas con niños: tres alternativas a la playa

Responsive image

by Merce Rey  
Este año más nunca apetece hacer turismo, conocer otros lugares, despejar la mente realizando actividades diferentes a las que estamos acostumbrados. Cuando viajamos con los más pequeños de la casa conviene buscar espacios en los que puedan divertirse, generar bonitos recuerdos y lugares seguros donde no haya muchas masificaciones.
 

Las vacaciones son ese período soñado en el que a todas nos gusta desconectar, salir de la rutina diaria y embarcarse en nuevas aventuras por otros territorios distintos a los de siempre. Si a nosotras nos apetece esta idea, imagínate a los niños y niñas, que estarán esperando este momento como agua de mayo para poder acostarse un poco más tarde, comer las comidas que más les gustan, darse un chapuzón en la playa estando en compañía de sus padres o llevar a cabo otro tipo de planes como hacer un pícnic, visitar a los abuelos, entretenerse con juegos de mesa, formar parte de un campamento, o planificar un viaje en familia. Si esta última propuesta está entre tus opciones hemos elegido tres alternativas al turismo de sol y playa para las que no necesitarás desplazarte fuera de España.

Viaja hasta la prehistoria

En Dinópolis estaréis en contacto con los dinosaurios, descubriréis cómo vivían estos impresionantes seres hace 4.500 millones de años hasta su extinción. Su sede central está situada en Teruel (Aragón) a la que se unen siete centros más repartidos por la provincia: Ariño, Albarracín, Castellote, Galve, Peñarroya de Tastavins, Riodeva y Rubielos de Mora. Esta provincia es un lugar privilegiado, ya que en Galve se descubrió el primer dinosaurio de España y en Riodeva aparecieron los restos del ejemplar más grande de Europa, el Turiasaurus riodevensis. ¿Qué os encontraréis en vuestra visita? Si decidís ir a génesis de todo, a Dinópolis Teruel, accederéis al Museo Paleontológico en el que podréis ver de cerca de Turiasaurus riodevensis o el esqueleto a tamaño real del Brachiosaurus, tal y como avanzan en su página. Asimismo, es posible ver una película en el cine en 3D, formar parte de la aventura de Terra Colossus en un simulador 4D, acceder a la Tierra Magna y pasear entre dinosaurios a tamaño natural o viajar en barca en El último minuto para conocer cómo se produjo la desaparición de estas criaturas hasta la llegada del Homo Sapiens. Esta es sólo una pequeña muestra, ya que para conocer lo que te depara esta visita es mejor que lo comprobéis en vuestras propias carnes.

Un, dos, tres… al agua

Para sobrellevar bien el calor dándose un chapuzón descargando toda la adrenalina posible acercaros hasta Siam Park, en Tenerife, reconocido por séptimo año consecutivo como el Mejor Parque Acuático del Mundo por TripAdvisor. Las atracciones están divididas en tres categorías: relax, familia y adrenalina. Por ejemplo, en el segundo apartado, el de la familia, en Naga Racer podréis experimentar lo que se siente al descender por el tobogán realizando una carrera, en Coco Beach os bañaréis en una piscina de olas de más de 1.000 m2 y en The Wace Palace tendréis que subiros a los lomos de una ola artificial de tres metros de altura. En cambio, en la tercera categoría la emoción estará servida con Singha, una montaña rusa acuática con 14 cambios de dirección, o con Vulcano, en la que iréis subidos en un flotador para adentraros en un tobogán a oscuras para luego caer en el interior de un volcán, en el que emergerán luces láser.

Animales por doquier

Aire fresco, paisajes verdes y más de un centenar de especies de animales procedentes de un total de cinco continentes conviven bajo un régimen de semilibertad en una superficie de 750 hectáreas y más de 20 km de carreteras. El Parque de la Naturaleza de Cabárceno se encuentra en Obregón, Cantabria. Tú eliges la forma en cómo quieres visitarlo: a pie, en bicicleta, en autobús, en coche o en telecabina. Incluso se puede hacer una "Visita salvaje" en compañía de un experto para descubrir los entresijos de esta instalación. Existen demostraciones en vivo de leones marinos, de aves rapaces para conocer de cerca sus técnicas de vuelo y caza, así como un reptilario, en el que observar cobras, víboras, serpientes de cascabel, etc. Hay miradores, zonas habilitadas para pícnic, lagos, cafeterías y restaurantes. Si elegís la vista desde el aire admiraréis el paisaje kárstico, visualizando zonas de difícil acceso, o sobrevolando zonas en las que están presentes elefantes, hipopótamos o leones. Esta visita tiene una hora de duración.

FOTO PRINCIPAL.: Photo by Jessica Rockowitz on Unsplash.