5 secuelas físicas del coronavirus

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Una vez superada la infección Covid-19, algunos pacientes sufren secuelas en diferente grado. Este padecimiento se relaciona con la afectación causada por la enfermedad. Los pacientes que han sido ingresados en UCI, especialmente los que han pasado allí semanas o meses, son los más afectados. La mayor frecuencia se produce a nivel pulmonar, cardíaco, neurológico, muscular y mental.
 

En general, los pacientes Covid presentan síntomas leves y se recuperan fácilmente. Son menos los que sufren síntomas más graves y precisan ingreso en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Además, existen pacientes que precisan rehabilitación tras superar la enfermedad.

Los órganos más afectados en los pacientes UCI son pulmones, corazón, hígado, riñones y páncreas. Entre las secuelas a largo plazo del virus SARS-CoV-2 se encuentran: fatiga, incapacidad para concentrarse, pérdida de memoria inmediata, alteraciones respiratorias, problemas neurológicos y musculares y afectación psicológica.

1.Secuelas pulmonares

Los pulmones suelen ser los órganos más afectados por la infección. Se reduce la función pulmonar entre un 20% y un 30% y se presentan falta de aliento persistente, dificultad para respirar, neumonía recurrente y la probabilidad de padecer fibrosis pulmonar, que disminuye el rendimiento físico del paciente.

Tras superar la neumonía aguda, es preciso realizar un seguimiento para estudiar los infiltrados pulmonares intersticiales y valorar si se presentan secuelas de fibrosis pulmonar que debe tratarse con corticoides durante meses.

Se considera que la recuperación de la función pulmonar es más lenta que en otras neumonías.

2.Secuelas en el corazón

Los datos señalan que el 20% de los pacientes recuperados de covid-19 presenta daños permanentes el músculo cardíaco, detectable por un nivel elevado de troponina (la proteína globular que actúa como biomarcador de daño en el miocardio) en sangre.

3.Secuelas neurológicas

La infección por Covid-19 genera una inflamación generalizada que reduce el riego cerebral y provoca delirio o síndrome confusional agudo. Cuanto mayor sea la duración del delirio y mayores dosis de sedantes y analgésicos haya que administrar, peor funcionamiento cognitivo tendrá el paciente a largo plazo.

Además, muchos pacientes que requieren cuidados intensivos en la fase aguda de la infección, presentan problemas de memoria y cognitivos tiempo después de ser dados de alta.

También se han encontrado casos de ictus por Covid debido a la alteración de coagulación de la sangre y mielitis, una inflamación de la médula espinal. Estas secuelas precisan rehabilitación durante meses por ser de lenta recuperación.

4.Secuelas en hígado y riñón

El aumento de los niveles de enzimas hepáticas, puede causar insuficiencia hepática. También se ha encontrado que más del 5% de los afectados presentan daño renal grave.

5.Secuelas musculares

De manera general, durante los primeros diez días de ingreso en una UCI, los pacientes pierden aproximadamente el 20% de su masa muscular. Esta situación desemboca en una debilidad de larga duración, llegando incluso a un año.

Además, permanecer en UCI durante semanas, favorece la aparición de úlceras y heridas que tardarán en curarse.

Consulta a tu médico cualquier duda que te surja. Estas secuelas no se presentan en todos los que han superado la infección Covid, pero es necesario comunicar cualquier "cosa" que percibas como anómala.