¿Por qué es tan preciada la trufa negra?

Responsive image

by Sonia Baños
La temporada de la trufa negra empieza en otoño, pero es en los meses de enero y febrero cuando está en su máximo esplendor. Hoy en esvvir.com te contamos por qué está tan de moda este alimento que le da un toque gourmet a muchos platos.
 

La trufa es un alimento considerado de lujo debido a los altos precios que puede conseguir alcanzar en el mercado. Este hongo, sobre todo la variedad de la trufa negra, la más preciada, está presente en la mayoría de los grandes restaurantes del mundo y es uno de los productos delicatessen más demandados.

¿Qué es la trufa negra?

La trufa es un hongo que se encuentra bajo tierra. Es un alimento especialmente cotizado, también se lo conoce como diamante de la cocina, y aporta un sabor y un aroma muy intenso a cualquier plato que condimente. La trufa negra ya estaban presentes en la cocina egipcia, griega o romana que las utilizan no solo por su sabor y aroma sino por sus propiedades medicinales. De hecho, las trufas mejoran el funcionamiento del sistema nervioso, contribuyen a un mejor funcionamiento del sistema circulatorio y ayudan a cuidar nuestros músculos.

¿Sabías que España es la principal productora de trufas negras a nivel mundial?

¿Por qué es tan valiosa la trufa negra?

La trufa es un hongo muy difícil de encontrar, ya que se encuentra bajo tierra. Además, para que prolifere se tienen que dar unas condiciones determinadas, tanto climatológicas como de terreno:

  • Clima fresco y lluvioso

  • Terrenos áridos y calizos

Hay empresas especializadas en la recolección de trufa negra, pero, sin duda, las más codiciadas son las salvajes. Para encontrarlas se utilizan cerdos que las rastrean y marcan el espacio donde creen que puedan estar para que puedan ser recogidas. Generalmente, el sitio marcado suele ser al lado de árboles y plantas, sobre todo de encinas y robles.

Los tres motivos principales por los que la trufa negra es tan valiosa son:

  1. Condiciones de cultivo: Las condiciones de cultivo no se dan en todos los países y están marcadas por una climatología y un tipo de terreno determinado.

  2. Recolección difícil: La trufa no se ve a simple vista y, por ello, hay que contar con la ayuda de animales con un olfato muy desarrollado para ayudarnos en su búsqueda.

  3. Sabor y aroma especial: El toque que le da la trufa negra a los platos es especial. Es el condimento ideal para enriquecer cualquier plato, ideal para los paladares más sibaritas.

Propiedades nutricionales de las trufas

Las trufas, nutricionalmente hablando, son muy parecidas a las setas.

  • Contiene potasio, fósforo, yodo, selenio, hierro, calcio, magnesio y azufre.

  • No contiene grasa y muy pocos hidratos de carbono.

  • Aporta una gran cantidad de agua.

  • 100 gramos de trufa aportan entre 50 y 90 kcal.

  • La trufa es un alimento rico en vitamina C y en vitaminas del grupo B (B2, B3 y B9).

  • Contienen una gran cantidad de fibra y proteínas vegetales.