Trucos para que nadie vea las páginas web que visitas

Responsive image

by Mirian Díaz
¿Qué recursos están a mi alcance para que otras personas no puedan saber las páginas web que visito en internet?
 

Si compartes el ordenador con otras personas, ya sea compañeros de trabajo o amigas con las que también compartes piso, y estás preocupada porque no quieres que nadie se entrometa en tus cosas y consulte los sitios de internet en los que entras, puedes evitarlo.

Desde aquí te vamos a mostrar algunos trucos sencillos que te permitirán navegar tranquilamente y con total libertad sin que ninguno de ellos cotillee y se meta en tus mismas páginas. ¡Atenta!

Borrar el historial

Este paso es indispensable si no quieres que otros consulten tus búsquedas para saber dónde te has metido. La mayoría de las personas utilizan Google como motor de búsqueda principal, si es tu caso, lo único que tendrás que hacer es pulsar el icono de tres puntos en vertical situado en la parte superior derecha del navegador. Lo siguiente será pulsar con el ratón en "Historial" y después en "Borrar datos de navegación".

Una vez hecho, aparecerán ante ti varias opciones, dependiendo de lo que desees eliminar. De ese modo, podrás deshacerte de los datos de navegación de la última hora, semana, mes o todos sin excepción. También es posible seleccionar la información que quieres eliminar.

Navegar en incógnito

Otro de los métodos que suelen emplear los usuarios para que las páginas web vistas no se queden registradas en el ordenador, consiste en navegar en modo incógnito antes de visualizar cierto contenido del que no quieres dejar ni huella.

Cuando activas este modo incógnito (algunos navegadores pueden sugerírtelo al abrir páginas de contenido para adultos), tu navegador dejará de almacenar el historial y las cookies, de forma que nadie pueda ver estas webs en la barra de direcciones.

Si quieres activarlo en Google, dirígete a la pestaña de tres puntos en vertical de la esquina superior derecha y haz clic en la opción "Nueva ventana de incógnito".

Cambiar de buscador

Google se vale de tus hábitos de usuario para mostrarte publicidad relacionada con lo que más te interesa. Incluso la plataforma cuenta con las herramientas necesarias para que no se le escape esta información valiosa en caso de haber deshabilitado las cookies de las webs que visitas.

Si quieres mantener tu privacidad completamente a salvo y que tus datos permanezcan seguros, una alternativa es utilizar otro buscador que tenga en cuenta la intimidad de los usuarios. Un ejemplo es DuckDuckGo, una plataforma que no cuenta con historial de búsqueda y que no rastrea información. Al mismo tiempo, esto conlleva la pérdida de cualquier tipo de publicidad personalizada.

Usar una conexión segura

Si eres celoso de tu intimidad, utilizar una conexión segura es una buena alternativa. Como ya sabrás, tus datos de navegación no sólo son accesibles a las personas que comparten tu ordenador y a los buscadores como Google, sino que los proveedores encargados de darte acceso a la red podrán acceder a ellos.

Las operadoras o las compañías de ciberseguridad ofrecen conexiones seguras que tú puedes adquirir para que tus datos de navegación estén cifrados y nadie pueda visualizarlos. Esta herramienta no solo protegerá tu intimidad, sino que evitará que puedas ser estafado por ciberdelincuentes.