La espirulina, un superalimento imprescindible en nuestra dieta

Responsive image

by Sonia Baños
A pesar de que se ha dado a conocer de unos años para aquí, se sabe que los aztecas ya usaban la espirulina para alimentar a su pueblo. Hoy en esvivir.com te contamos por qué se considera a esta alga un superalimento y cómo ayuda a mejorar nuestra salud.
 

¿Qué es la espirulina y para qué sirve?

La espirulina es un alga de color verde muy rica en proteínas, vitaminas y minerales y que es una gran fuente de nutrientes para nuestra salud. Su contenido en proteínas, hacen de la espirulina un complemento imprescindible en nuestra dieta.


En qué nos ayuda la espirulina

  • Evita problemas cardíacos. La espirulina contiene una gran cantidad de Omega 6 ideal para regular los niveles de colesterol y triglicéridos, algo básico para evitar los problemas cardiacos.

  • Es un gran protector térmico. Gracias a su alto contenido en betacarotenos, la espirulina es muy eficaz para proteger a la piel del sol, ya que estimula la producción de melanina.

  • Es un efectivo energético. Es ideal para deportistas y personas con gran desgaste físico y mental.

  • Básico para perder peso. Su alto contenido en fenilalanina, convierte a la espirulina en un producto especialmente eficaz para aminorar la sensación de hambre. Además, disminuye la inflamación del tejido adiposo.

  • Es un efectivo antioxidante y antiinflamatorio con lo que ayuda a retrasar el envejecimiento prematuro. Al tener una gran cantidad de vitamina A y C, ayuda a disminuir el daño celular que ocasionan los radicales libres.

  • Al ser un producto prebiótico, protege de forma eficaz nuestro sistema inmune.

  • Se recomienda para tratar algunos problemas visuales como la ceguera nocturna, por su gran contenido en Vitamina A.

  • Mejora los síntomas de la rinitis alérgica reduciendo la mucosidad, la congestión y los estornudos.

  • Controla la diabetes, ya que incrementa la sensibilidad a la insulina y reduce muy rápidamente los niveles de glucosa.

  • Mejora la memoria, ya que es rica en ficocianina y antioxidantes. Se cree que es muy efectiva en personas con alzheimer, ya que ayuda a frenar el deterioro cognitivo.

  • Es un efectivo recuperador muscular al ser rica en proteínas, omega-3 y minerales como el hierro y el magnesio.

  • Es un efectivo depurador del organismo, ya que posee un gran efecto hepatoprotector. Además, reduce la grasa que se acumula en el hígado. Ejerce un efecto antiviral contra el herpes simple y la hepatitis C.

Cómo consumir espirulina

La espirulina se presenta generalmente en polvo, comprimidos o tabletas. Generalmente, en cápsulas o tabletas con ideales como suplemento dietético. En polvo, suelen ser el complemento ideal para añadir a ensaladas, sopas o salteados. Además, contribuye a mejorar las digestiones y a eliminar toxinas, gracias a su gran efecto depurativo. Las dosis recomendadas de espirulina en función del objetivo son:

  • Como suplemento en general: 1 g por día;

  • Para bajar de peso: 2 a 3 g por día;

  • Ayudar a controlar el colesterol: 1 a 8 g por día;

  • Mejorar el performance muscular: 2 a 7,5 g por día;

  • Ayudar a controlar la glucemia: 2 g por día;

  • Ayudar a controlar la presión arterial: 3,5 a 4,5 g por día;

  • Para el tratamiento de la grasa en el hígado: 4,5 g por día.

De todas formas, antes de incorporar la espirulina a tu rutina diaria es importante que consultes a tu médico para evitar posibles contraindicaciones.