Cosas que solemos hacer tras practicar sexo. ¿Qué haces tú?

Responsive image

by Mirian Díaz
¿Has pensado alguna vez en lo que haces tras haber practicado sexo? Estas son algunas de las cosas más usuales
 

¿Cuántas veces hemos visto la típica imagen de película en la que el chico o la chica acaban fumando tras practicar sexo? Muchas, aunque el cigarrito postcoital es algo que está desapareciendo.

Las personas están concienciadas en las campañas contra el tabaquismo y esa escena ya ha pasado a la historia. Ahora la realidad es otra y después del sexo llega un abrazo sincero o tomar el desayuno en la cama.

Teniendo en cuenta alguna que otra investigación de mercado, desde aquí hemos decidido enumerar algunas de las cosas que muchas personas hacen tras el sexo. Tal vez te sientas identificada con alguna o varias de ellas, o incluso no hagas ninguna. Sea como sea, ¡ahí van!

Hacer la cucharita

Sí, una de las cosas que más suelen hacer las parejas es la cucharita. Abrazar al otro por la espalda y sentir cuerpo con cuerpo es algo que muchas personas tienen la necesidad de hacer. Se trata de un gesto dulce y próximo con el que poder expresar lo que sentimos sin necesidad de decir nada.

Ver películas o series

Es un momento de ocio que solemos compartir con nuestra pareja y nada mejor que hacerlo tras haber dado rienda suelta a nuestros impulsos. Si compartís el mismo gusto por las series, es perfecto para poder seguir pasando tiempo juntos y si es con un bol de palomitas, mejor.

Satisfacer nuestra sed con agua

Muchas personas necesitan dejar un vaso de agua sobre la mesita de noche por si les entra sed durante la noche. Es lógico que durante el esfuerzo, el cuerpo pida ser hidratado o simplemente lo necesitemos porque nuestra boca se ha quedado seca.

Ponerse ropa para tapar la desnudez

Muchas personas se sienten pudorosas tras haber practicado sexo con una persona, pero también puede suceder que sintamos fresco y necesitemos vestir nuestro cuerpo.

Conversar

Sí, puede ser un momento adecuado para hablar y tratar asuntos de pareja. Se trata de un momento de intimidad único y sin duda es perfecto para hablar sobre el futuro o mismamente sobre los hijos.

Cocinar

A algunas personas practicar sexo les da hambre y preparar un plato para su pareja suele ser otra de las cosas que hacemos. De ese modo estimulamos todos los sentidos y disfrutamos al máximo del tiempo compartido.

Comer una pizza

Esto va unido a lo anterior. El sexo da hambre y si no quieres ponerte a cocinar, el mejor modo de alimentar tu estómago hambriento es pedir una pizza.

Simplemente no hacer nada

No siempre tienes que hacer algo. Además de dormir, muchas parejas se quedan en la cama o tumbados sin hacer nada, tal vez sintiéndose tranquilos, satisfechos y relajados tras haber disfrutado de una sesión intensa de sexo.

Mirar las redes sociales

Tras haber vivido un momento tan especial, no solemos estar pendiente de las redes, pero los hay que no pueden dejar ni un momento su teléfono móvil. En este caso podemos hablar de un problema de adicción o simplemente que no muestran interés hacia el otro.