2 causas desencadenantes de alexitimia

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Hay personas incapaces de expresar e identificar sus emociones. Presentan una alteración denominada alexitimia, una limitación provocada por un trastorno en el aprendizaje emocional o por una lesión cerebral. Su vida es complicada, aunque no lo parezca. Necesitan comprensión y tratamiento.
 

La alexitimia se define como la incapacidad para identificar las propias emociones. Los alexitímicos son personas que sienten lo que les sucede, pero no son capaces de definir lo que están sintiendo, lo que les genera numerosas limitaciones y reduce su calidad de vida.

No es cierto que carezcan de emociones, aunque pueda parecerlo. Lo que sucede, en realidad, es que no han sido capaces de desarrollarlas correctamente ni saben expresarlas y exteriorizarlas por lo que pueden padecer somatizaciones que reflejan lo que son incapaces de verbalizar normalmente.

Dentro de la alexitimia existe una gradación en función de ciertas variables como la intensidad. No todos los alexitímicos funcionan o se manifiestan de la misma manera. Su grado más alto podría integrarse en el trastorno del espectro autista, siendo un exponente claro el síndrome de Asperger.

El perfil de quien padece alexitimia sería el de una persona rígida, sin sentido del humor, distante, aburrida, introspectiva y sin creatividad ni imaginación. Le cuesta mucho tomar decisiones, ya que para poder hacerlo es necesario emplear una combinación de razón y emoción.

En cuanto a las relaciones sociales, se caracterizan por presentar un comportamiento correcto pero impersonal porque carecen de empatía y son incapaces de identificar adecuadamente las emociones de los demás. A pesar de todo, se relacionan con sus compañeros, necesitan ser aceptados socialmente y obedecen a sus superiores.

Las principales causas de la alexitimia son dos:

1-Desde la Psicología se considera un desorden del aprendizaje emocional. Es fundamental haber recibido una educación que permita conocer, entender y poder expresar las propias emociones y evitar que el problema se enquiste.

2-La Neurología entra en juego cuando aparece una lesión neurológica provocada, normalmente, por un ictus o por un tumor. Las emociones se "sienten" en el lóbulo temporal derecho del cerebro y las "expresamos" empleando el lóbulo frontal del hemisferio izquierdo. Si una lesión rompe esa conexión se puede generar, entre otras alteraciones, la incapacidad de expresar los sentimientos.

El diagnóstico debe realizarlo el médico a través de las pruebas que considere adecuadas. Los psicólogos emplean un test específico para su detección.

El tratamiento de la alexitimia dependerá de la causa de su aparición. Cuando se considera una consecuencia del aprendizaje emocional inadecuado, la Psicología se centra en enseñar a identificar emociones propias y ajenas empleando, por ejemplo, talleres de inteligencia emocional y entrenamiento en habilidades sociales. Cuando la alexitimia se debe a una lesión provocada por un tumor, suele ser extirpado aunque no se garantiza que mejore; si la causa es un ictus, tratarlo suele mejorar la alexitimia.

Una alexitimia no tratada puede causar trastornos a quien la padece. La depresión, el aislamiento social por falta de empatía y la aparición de problemas psicosomáticos son frecuentes en estas personas. En ocasiones, puede generar adicciones a drogas, alcoholismo y trastornos alimentarios que deben ser tratados correctamente.