Cena y rock & roll "a todo gas" en Mas Ravetllat-Pla

Responsive image

by Anna León 
Este edificio, de la Fundació Ramón Pla Armengol, conjuga visitas guiadas con cenas temáticas y música en directo. En Es Vivir.com hemos podido viajar a los Estados Unidos de los años 50 y 60, reviviendo los clásicos del rock &roll, sin dejar la Ciudad Condal.
 

En el corazón del barrio del Guinardó, se alza Mas Ravetllat-Pla -mitad casa, mitad laboratorio farmacéutico durante el siglo pasado-, reconvertido en nuevo equipamiento cultural barcelonés. Este palacete, rodeado por los jardines Pla i Armengol, promete veladas únicas que incluyen una visita guiada donde se puede ver una selección de los más de 650 muebles originales de la doctora Núria Pla. La experiencia incluye cena temática y concierto en vivo de rock & roll, jazz & soul, etc.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

Antiguo laboratorio farmacéutico

Injustamente desconocido en la actualidad, Mas Ravetllat-Pla fue uno de los edificios más famosos del siglo pasado. De hecho, en este palacete, de aires novecentistas, se realizaron mil y un ensayos hasta dar con un suero revolucionario contra la tuberculosis. Un suero que se basaba en una teoría del veterinario Joaquim Ravetllat, quien se asoció con el tisiólogo Ramón Pla i Armengol.

A partir de anticuerpos de caballos, cuyo sistema inmunitario es más potente que el del ser humano, crearon un suero que no era del agrado de nuestro sistema sanitario. Por eso, decidieron exportarlo a Latinoamérica, donde crearon una red comercial de más de 20 países y ganaron una fortuna.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

Ravetllat falleció de forma prematura, dejando al doctor Ramón Pla i Armengol como propietario de este edificio de cuatro plantas, rodeado por un parque de más de 40.000 m2. Su hija, la doctora Núria Pla heredó la casa y también el trabajo de su padre que logró mejorar. En el año 1980, ya existían otros medicamentos e incluso la vacuna contra la tuberculosis. Entonces, Núria Pla cerró el laboratorio y donó la casa a la Fundación Pla i Armengol y al Ayuntamiento de Barcelona, destinándolo a usos culturales.

Los muebles más antiguos de Europa

Pla logró atesorar una colección de más de 650 muebles -básicamente mesas, escritorios, sillas, armarios, alacenas, despensas, cofres, etc-,.principalmente de los siglos XVII y XVIII, aunque se pueden encontrar piezas de los siglos XIV y XVI. En conjunto, se contabilizan más de 850 objetos de arte, si incluimos cornucopias, lámparas, espejos u otras piezas decorativas. En la sección de mueble popular, de origen castellano, destacan las alacenas o fresqueras donde se guardaban los alimentos para evitar que se estropearan.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

"Se puede saber de dónde proceden cada una de estas alacenas. Aquellas con las ventanas más pequeñas, se han fabricado en el norte. Allí el clima es más frío y no necesitan tanta ventilación. Por el contrario, las fresqueras con las ventanas más grandes provienen del sur o de tierras extremeñas, donde hace más calor", ha explicado nuestra guía, Bea. Entre las técnicas menos conocidas, el barnizado a la cerveza. Consiste en barnizar los muebles con una mezcla de cerveza y azúcar que le da un acabado amarillo, con un brillo espectacular.

El Art Povera, de origen italiano, era otra técnica muy común en los siglos XVII y XVIII. Consistía en colocar calcomanías sobre un mueble, barnizándolas después. Daba la "falsa impresión" de que el mueble se había pintado a mano. En la sala de "la Alegría", apodada así por Núria Pla, abundan los muebles, castellanos y catalanes, de colores, decorados con Art Povera.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

Por último, y dentro de la colección de Lujo, se hallan piezas que han sido regalos diplomáticos. Como el escritorio del año 1609 que el rey Felipe III regaló a su virrey de Nápoles. "Este escritorio destaca por la gran cantidad de marfil incrustado en ébano. Materiales muy nobles para un regalo muy noble", ha añadido Bea.

Los Cabinet, o "muebles del conocimiento", de Flandes, atesoran secretos en su interior. Elaborados en el siglo XVIII, contaban con un portal central, varios pisos de columnas y balcón de gran tamaño. "Solían tener espejos dentro con los que hacían un guiño a las teorías sobre óptica que estaban de moda en Flandes. En su interior, guardaban curiosidades, nunca vistas, como plumas de aves exóticas, corales o minerales, con las que los anfitriones de la casa querían impresionar a sus invitados al final de cualquier cena o tertulia", ha explicado. La mayoría incorporaban capas de carey, cáscara de tortuga de Panamá, muy finas sobre pintura roja y amarilla, para crear un gran contraste visual.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

Regresando a los Estados Unidos de los años 50

Tras la visita, hemos tenido la oportunidad de viajar a los Estados Unidos de los años 50 y 60. Un efecto revival gracias a la cena inspirada en esa época y la actuación de Augie Burr´s R´N´R Trio. Se pueden elegir varios menús ambientados en la cultura musical popularizada por Elvis Presley, Jerry Lee Lewis, Chuck Berry, Little Richard, Johnny Cash u otros contemporáneos.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

Por ejemplo, el menú Rock & roll incluye nachos con guacamole, como entrante, y un primer plato con varias degustaciones: una deliciosa ensalada Saganaki (típica en Chicago), con queso feta, tomates confitados y hojas dulces aliñadas con lima y semillas; Chicago Pizza Pie, versionando las pizzas míticas de la ciudad con un punto ibérico y coca de salmón marinado sobre tartar de frutas, verduras y picada de frutos secos. El segundo plato, consiste en costilla de ternera asada a fuego lento, acompañada de patatas a la mantequilla de ajo y menta. Y para acabar, un corte de brownie USA, con salsa de cacao y vainilla.

cena-y-rock-amp-roll-a-todo-gas-en-mas-ravetllatpla

El trío Augie Burr s R´N´R Trio se ha encargado de poner punto final a esta experiencia cultural y gastronómica. Durante más de una hora y media, han versionado grandes clásicos del rock & roll clásico, como Blue Suede Shoes, Ring of Fire, Help I Need Somebody, Johnny Be Good, Rock Around the Clock, Susie Q y Everything you want, you get it, este último del desaparecido Roy Orbison, entre otros. Genial la interpretación del vocalista, pero también la ejecución musical, manteniendo la esencia original de cada tema. En suma, mucho ritmo y buen rollo en el escenario, tras meses y meses de confinamiento.