Cómo hacer el cambio de armario ahora que llega el frío

Responsive image

by Sonia Baños
Toca el momento de hacer el cambio de armario y sacar la ropa de invierno. Hoy en esvivir.com compartimos contigo algunos trucos que pueden ayudarte a hacer esta tarea de manera mucho más fácil.
 

Con la llegada del frío, toca sacar de las cajas toda la ropa de invierno y guardar la de verano. Si tenéis la suerte de disfrutar de un gran vestidor no hace falta que paséis por este proceso tan tedioso, pero, si no es así, y guardáis cada final de temporada la ropa en cajas el momento del cambio de armario siempre es algo incómodo.

Para llevar a cabo el cambio de armario es necesario reservar unas horas, y planificar el día en función del tiempo que dispongas y del volumen de ropa que tengas. Además, debes hacerlo de una forma determinada si quieres ahorrar tiempo y esfuerzo.

Algunos pasos importantes a la hora de hacer el cambio de armario

  1. Organización y limpieza: Es básico, a la hora de hacer el cambio de armario que vayas sacando la ropa de verano del armario y de los cajones y la vayas doblando par separar tipos de ropa. A continuación, cuando esté toda la ropa de verano doblada y organizada, puedes ir introduciéndola en cajas específicas para ello. Cuando el armario esté completamente vacío, límpialo e higienízalo, aspirando y quitando el polvo.

  2. Deja algunas prendas de entretiempo: La llegada del frío no suele ocurrir de un día para otro, por ello, es conveniente dejar algunas prendas de entretiempo: algún jersey fino, una sudadera de algodón, camisas de manga larga…

  3. Aprovecha bien el espacio: a la hora de organizar la ropa de invierno en el armario es importante que las perchas que utilices sean del mismo tamaño para así ocupar el mismo espacio. Además, también es recomendable organizar la ropa por sectores, es decir, abrigos juntos, a continuación suéters, camisas y así sucesivamente. Si además, cuentas con una cajonera, distribuye la ropa por tipos de prendas por ejemplo: ropa de hacer deporte, pantalones de vestir, tejanos…

  4. Aprovecha para reciclar: El cambio de armario es el momento ideal para reciclar y eliminar todo aquello que no nos hemos puesto últimamente y no vamos a utilizar. Cada año aparecen en las cajas las mismas prendas de ropa que entran y salen, pero nunca te pones. Ha llegado la hora en la que deberías plantearte si es algo que vas a utilizar o no. Lo ideal es hacerte alguna de estas preguntas ¿me lo he puesto esta temporada? O ¿me lo volvería a comprar? Si la respuesta es no, dona esa prenda, seguro que hay alguien que la aprovecha más que tú. También puedes venderla en algunas aplicaciones muy de moda como Vinted o Wallapop.

  5. Organiza también los accesorios: Con la llegada del frío, los accesorios también necesitan una renovación y una organización. Guarda pendientes o collares más veraniegos y pon a la vista gorros, bufandas y guantes que serán de mucha utilidad con la llegada del frío.