Dale una tregua al dolor de garganta con estos trucos de la abuela

Responsive image

by Merce Rey  
Los expertos advierten de que este año la gripe vendrá con una mayor asiduidad que en las temporadas pasadas. La irrupción de la pandemia junto con las medidas de protección y restricción han impedido que el virus estuviese presente. Ahora, con la vuelta a la casi normalidad, la gripe ha vuelto a emerger de nuevo. Para que no te pille desprevenida existen una serie de remedios para aplicar cuando el dolor apremia.
 

Con la llegada del frío y estar sometida a cambios constantes o bruscos de temperatura, como pueden ser pasar de la calefacción alta al exterior, puede acabar en un dolor de garganta. Esta se reseca y se irrita generando molestias al tragar o al hablar. Para que esto no vaya a más puedes tomar una serie de precauciones. Una de ellas es la hidratación. Intenta beber líquidos a temperatura ambiente o calientes: agua, infusiones o zumos. Si ves que el agua sola no te entra apuesta por hacer un preparado con agua tibia, una cucharada de miel y unas gotitas de limón, ya verás que bien sienta para calmar el dolor y aclimatar el cuerpo. Los platos de cuchara también serán grandes aliados, tómate cremas, caldos y sopas. Las infusiones de jengibre pueden ser otra opción para calmar el dolor y mitigar la inflamación.

dale_tregua_dolor_12357_20211108112936.png (600×400)

Foto de ROMAN ODINTSOV en Pexels.

Rodear la garganta con una bufanda calentita es otra de las recomendaciones para proporcionar calor a la zona reduciendo el malestar. Otros remedios pasan por hacer vahos con agua para abrir las vías respiratorias, en caso de que tengas la nariz taponada. Para ello calienta una cazuela con agua y ponla a hervir. Cuando esté lista, coge una toalla y tápate con ella, con la cabeza inclinada hacia delante inhala el vapor que sale del recipiente, procurando que no se vaya para el exterior. Si te das un baño caliente es otra forma de estar en contacto con el vapor. Realizar lavados nasales con agua de mar puede ayudar a que respires mejor eliminando la mucosidad obstruida.

Las gárgaras pertenecen a lista de trucos naturales para aliviar el dolor. Son un clásico y sólo necesitarás calentar un poco de agua, incorporar un poco de sal, revolver, hacer las gárgaras y escupir el preparado. Esta operación puedes repetirla varias veces al día. Procura tener a mano caramelos como los de Juanola, los de miel y limón, los de menta o eucalipto para que te calme la zona. Recuerda abrigarte, pero no es exceso ni tampoco abuses de la calefacción alta porque puedes conseguir lo contrario. Por último, intenta forzar la garganta lo menos posible, intentando hablar en un tono más bajo.