Todo lo que debes saber para empezar con el BLW

Responsive image

by Ángela Zorrilla
Con el objetivo de introducir autonomía en los más pequeños a la hora de comer, te explicamos cómo introducir la técnica del Baby Led Weaning(BLW), el concepto de moda entre todas las familias.
 

Este método tiene como objetivo proporcionar a los bebés pequeñas adaptaciones del menú familiar, sin recurrir a los triturados o purés de la alimentación convencional, para que pueda gestionar de forma autónoma la comida y llevarla a la boca sin ayuda.

Para conocer los pasos a seguir y garantizar que el Baby Led Weaning se convierta en una rutina eficaz, Elena Toledano, nutricionista de Roots Mindfoodness, recomienda introducir los cereales integrales, frutas, hortalizas, legumbres, huevos, carnes y pescados desde los 6 meses, ya que a partir de esa edad pueden comer prácticamente de todo, salvo algunas excepciones como algas, espinacas, edulcorantes, miel, mariscos y pescados de gran tamaño, entre otros.

Si se quiere empezar directamente con el BLW, ¿qué alimentos son los más adecuados? Aunque puede parecer que la larga lista de alimentos no recomendados deja pocas opciones en la cocina, la marca de alimentación infantil recomienda 5 alimentos para introducir esta técnica con éxito: el brócoli al vapor, el aguacate, la patata cocida, el mango y el pollo cocido.

Es importante que todos los alimentos estén adaptados en tamaño y forma a los más pequeños, como puede ser un corte en rodajas, tiras grandes o en formato finger foods. Estas dimensiones permiten acostumbrarlos a diferentes texturas, mejorar la coordinación e incentivar su autonomía. Además, reduce el riesgo de atragantamiento puesto que las piezas están adaptadas al desarrollo neuromotor del bebé en cada mes de vida.

Conscientes de todos estos aspectos, ROOTS Mindfoodness aporta una opción que contempla las necesidades y recomendaciones para introducir el BLW, su línea PAPIS que incluye recetas específicas para bebés de 6 meses. Introducir el método Baby Led Weaning con los platos elaborados por la marca, aportan múltiples beneficios, entre ellos:

  • Aprenden a reconocer distintas texturas, colores y sabores, lo que hace que en el futuro no rechace alimentos como las verduras o la fruta.
  • Protege contra el desarrollo de enfermedades crónicas (como la obesidad) en la infancia y adolescencia.
  • Favorece la salud bucodental porque fomenta la salivación y masticación.
  • No requiere menú aparte para el bebé, ya que puede comer lo mismo que el resto de la familia y en el mismo momento.
  • Favorece el desarrollo motriz, sensorial y ayuda al bebé a tener una buena relación con la alimentación desde el inicio.