5 situaciones que causan anhedonia

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Normalmente, quienes padecen anhedonia no son capaces de experimentar placer ni disfrutar de lo que les rodea. En otros casos, la incapacidad se reduce a aspectos concretos, como la comida, las relaciones sexuales o sociales y el ocio. También se considera un síntoma fundamental de diversos trastornos como la depresión y la esquizofrenia. Consulta a tu médico.
 

La anhedonia, descrita por primera vez por Ribot en 1986, se define como "la incapacidad para experimentar placer, la pérdida de interés o satisfacción en casi todas las actividades de la vida". Quien la padece manifiesta una falta de reactividad ante estímulos normalmente placenteros. Es uno de los síntomas de depresión, aunque también puede estar presente en otros trastornos como la esquizofrenia.

Factores biológicos como la salud física y las influencias perinatales, se consideran la causa principal de su aparición. También la cultura ejerce influencia, pues las conductas no se aceptan de la misma manera en todas las sociedades. Existen grados, pues algunos pacientes presentan una incapacidad total de disfrutar y obtener placer y otros sólo una reducción de esa capacidad.

El diagnóstico debe hacerlo el especialista. Los criterios generales se centran en el grado de insatisfacción con las capacidades y logros del paciente, las relaciones interpersonales y el afrontamiento de los acontecimientos vitales. El paciente debe aprender a aceptar los hechos como se presentan. Cuando su comportamiento le causa un daño a él y a los demás, se convierte en una patología que precisa tratamiento.

Los expertos señalan que la causa fundamental es la alteración del sistema dopaminérgico. La dopamina del cerebro generadora de bienestar, placer y satisfacción en diversas circunstancias gratificantes, no funciona correctamente en estos pacientes.

Es importante diagnosticarla y conocer las causas de aparición. En la mayoría de los casos, se presenta como consecuencia de enfermedades o abuso de sustancias. La anhedonia se presenta en diferentes situaciones:

1-Depresión. En una depresión profunda, el paciente no encuentra nada que le motive, ni le alegre o le haga disfrutar. La anhedonia que acompaña a la depresión aparece con más frecuencia, tras la vivencia de situaciones estresantes y disgustos.

2-Trastornos de ansiedad.

3-Esquizofrenia

4-Abstinencia de las drogas

5-Ciertos medicamentos empleados para el tratamiento de diversas patologías pueden provocar, por ejemplo, pérdida de deseo o del placer sexual. Antidepresivos empleados para tratar la depresión, los antipsicóticos para la esquizofrenia, las benzodiacepinas y los estimulantes, pueden provocarla.

A medida que desaparezcan los síntomas de estos trastornos, se retire o cambie el fármaco o se ajuste correctamente la dosis del medicamento, irá desapareciendo la anhedonia.

Es posible mejorar la anhedonia si se establecen obligaciones o rutinas básicas, se retoman de forma progresiva las actividades cotidianas, se organizan actividades que supongan una estimulación positiva, se hacen ejercicios o actividades relajantes que disminuyan la ansiedad y preocupación y se dedica el tiempo de ocio a actividades positivas y gratificantes.

Es importante entender que la anhedonia es algo temporal, que, en general, no va a durar para siempre. Al principio es normal que no sientes la motivación que solías presentar previamente pero, poco a poco, con la ayuda de un psicólogo, el problema revertirá.