Celebra tu Día de Acción de Gracias particular con esta receta de pavo

Responsive image

by Merce Rey  
El jueves 25 de noviembre se conmemora esta fecha en los hogares estadounidenses. Toda la familia se reúne para disfrutar de un mágico encuentro en que el pavo es el protagonista. Para que tú también te puedas sumar a la celebración te damos ideas para que elabores este plato tan tradicional.
 

Cada cuarto jueves de noviembre desde el año 1621 se viene celebrando esta importante cita que colapsa las carreteras y aeropuertos, ya que los estadunidenses no quieren perderse la oportunidad de juntarse con sus seres queridos. La comida es una parte importante del Thanksgiving Day, que es como se ha bautizado este evento, en el que los comensales dan las gracias y refuerzan su vínculo familiar. En sus orígenes en esta aclamada festividad se ponía en valor la buena cosecha obtenida en aquel año. En cuanto al menú uno de los imprescindibles es el pavo relleno, que se sirve acompañado de las judías verdes, el puré de patatas, los boniatos, la salsa de arándanos y como colofón de la velada está presente la tarta de calabaza.

Para replicar este plato principal en tu casa deberás realizarlo con bastante antelación para que esté listo cuando tus invitados se sienten a la mesa. En el videotutorial de Guacamouly preparan un contundente relleno a base de carne picada, frutas, ciruelas pasas, almendras molidas, pimiento, ajo, cebolla y todo tipo de especias.

Pavo relleno

Ingredientes

  • Un pavo.
  • Una cebolla.
  • Dos tomates.
  • Cuatro dientes de ajo.
  • Un pimiento morrón.
  • Dos peras.
  • Tres manzanas.
  • Ciruelas pasas.
  • Almendras molidas.
  • Consomé de pollo.
  • Carne picada.
  • Paprika.
  • Comino.
  • Ajos.
  • Orégano.
  • Pimienta de tabasco.
  • Achiote.
  • Aceite de oliva.
  • Vinagre.
  • Sal al gusto.

Elaboración:

Pon una sartén al fuego con tres cucharaditas de aceite, incorpora una cebolla y los ajos picados junto con el pimiento también troceado. Deja que se haga durante cinco minutos. Añade las peras y las manzanas cortadas. Después, echa una taza de ciruelas pasas, los tomates, otra taza de almendras molidas, el consomé de pollo y la sal. Esto tendrá que hacerse entre cinco y siete minutos. Una vez listo pásalo para un bol y mézclalo con la carne picada. A continuación, agrega dos cucharadas de paprika y en otro recipiente pon media cucharada de comino, dos de orégano, media de pimienta de tabasco, dos de achiote, una taza de almendras molidas, ocho dientes de ajo picados, sal al gusto, aceite de oliva y media taza de vinagre. Remueve todo bien. Luego coge una bandeja de horno y engrásala con un poco de aceite, mete el pavo y úntalo con un poco de adobo. Rellénalo con un poco de carne y cóselo para que no se salga por fuera. Tápalo con papel de aluminio y hornéalo tres horas a una temperatura alta. Cuando transcurra sólo una hora, vuelve a sacarlo de horno y repite la operación del adobo. Recúbrelo con el papel de nuevo y cuando pasen dos horas, úntalo por encima y agrega el resto del relleno. Cuando esté listo déjalo reposar unos minutos antes de servirlo.

Ahora vamos a ponerle el punto dulce a este acontecimiento con una rica tarta de calabaza. Si te resulta demasiado empalagosa siempre puedes hacer una de manzana, un bizcocho de zanahoria, un brownie u aquel postre con el que te sientas más a gusto. Paulina Cocina ha apostado por la primera opción. Esta hortaliza, típica de Halloween, vuelve a estar en auge en estas fechas, un alimento de temporada con el que preparar tanto platos salados como dulces.

Tarta de calabaza

Ingredientes

  • 130 g de harina integral.
  • 120 g de harina común.
  • 150 g de manteca.
  • 140 g de azúcar.
  • 120 g de crema de leche.
  • Tres huevos.
  • Una yema.
  • Una calabaza.
  • Nuez moscada.
  • Jengibre.
  • Clavo.
  • Canela.
  • Sal al gusto.


Elaboración:
Mezcla en un bol ambas harinas, una pizca de sal y una cucharada de azúcar. Ahora añade la manteca fría y rómpelo con las manos. Casca un huevo para una taza y bátelo con el tenedor. Después, pásalo para el recipiente donde tenías los anteriores ingredientes. Júntalo con las manos hasta formar la masa. Recúbrela con un film y déjala reposar en la nevera mientras preparas la calabaza. Para el relleno, corta la calabaza y hiérvala con una piel. Retírale la parte exterior, escúrrela y machácala con un tenedor. Recupera la masa y en un molde vete poniendo los cachitos de masa hasta formar la base. Seguidamente corta un poco de papel de aluminio y ponlo encima de la misma. Echa unas pocas lentejas para que se asiente la superficie. Llévala al horno diez minutos a 180ºC. Saca las legumbres y vuelve a meterla entre ocho y diez minutos más. Mientras tanto en otro bol pon 500 g de puré calabaza junto a dos huevos y una yema, y bátelos. A partir de aquí es el momento de echar el azúcar y vuelve a remover. Después, le toca el turno a la crema de leche y ralla la nuez moscada, el jengibre, el clavo encima. Por último, la canela. Una vez que la masa esté fría, vierte por encima la mezcla y hornéala cuarenta minutos a 180ºC. Si te sobra un poco de crema de leche ponla a enfriar en la nevera, añade unas cucharas de azúcar, bátela y cuando la tarta se haya enfriado, decórala con ella en el momento de servir.

FOTO PRINCIPAL.: Foto de Karolina Grabowska en Pexels.