Los huevos de Fabergé sobreviven al paso del tiempo en Londres

Responsive image

by Merce Rey  
La obra de este emblemático joyero se puede contemplar hasta el 8 de mayo en el Victoria and Albert Museum.
 

Bajo el título de ´Fabergé in London: Romance to Revolution´ se presenta esta muestra compuesta por más de 200 objetos del reputado pertenecientes al reputado maestro orfebre Carl Fabergé. Seguro que más de una ocasión has oído hablar de los huevos de Fabergé, unas piezas elegantes y cuidadas hasta el mínimo detalle que reflejan en sí mismas el gusto por la artesanía y el lujo. De hecho, han tenido su minuto de oro en la gran pantalla y en plataformas de streaming como Netflix, de la mano de la película Ocean´s twelve o de la serie Lupin, basada en los libros de este ladrón de guante blanco del escritor Maurice Leblanc. Pero volviendo a Fabergé, que es el motivo de este artículo, se formó en el arte de la orfebrería y en 1872 tomó las riendas del negocio familiar. Pasados unos años, en 1901, abrió las puertas de lo que sería la sede principal de su negocio, situado en San Petersburgo. Un inmueble en que exhibir sus obras, emplear como taller y en el que también se ubicaba una biblioteca sobre el arte orfebre, tal y como indican en la página web del Victoria and Albert Museum. Aunque su creación más conocida han sido los huevos de Pascua también ha realizado otros encargos, como una caja de cigarrillos, figuras de animales talladas en piedra, hebillas para el pelo o abrecartas. Pero su arte supo traspasar la frontera llegando a abrir las puertas en Londres una tienda en 1903. Pasado un tiempo, en 1911 decide trasladarse a un nuevo espacio, situado en New Bond Street y próximo al Hotel Ritz.

Esta exposición pone el foco "en la naturaleza anglo-rusa relativamente desconocida de su empresa" pudiendo adentrarte en la historia de Fabergé y sus icónicos huevos de Pascua y piezas de coleccionista, muchas de ellas exhibidas por primera vez en Reino Unido. En la página web de London Visitors nos dan un anticipo de lo que nos podemos encontrar en la muestra. Es el caso de la miniatura de la "Imperial Regalia", miniaturas de retratos familiares, un servicio de té de oro macizo, figuras de animales tallados en piedra de diferentes tonalidades cromáticas, el "Third Imperial Egg", que data de 1887 y que fue descubierto recientemente, así como el "Basket of Flowers Egg" de la Emperatriz Alexandra Feodorovna. Su clientela estaba formada por aristócratas, duques y figuras destacadas de la alta sociedad que reclamaban sus servicios para conseguir estos distinguidos artículos.


FOTO PRINCIPAL.: Foto extraída del perfil de Facebook de Victoria and Albert Museum.