Prácticas para ser más sostenible en 2022

Responsive image

by Mirian Díaz
¿Quieres poner tu granito de arena para hacer de este mundo algo mejor? Estas sencillas prácticas te ayudarán a ser más sostenible
 

Hemos empezado un nuevo año y muchas personas se han propuesto nuevos retos en sus vidas como dejar el tabaco, comer más sano o hacer más ejercicio. Es hora de dejar atrás el 2021 y disfrutar de una nueva realidad para mejorar, avanzar y evolucionar.

Estamos viviendo un momento de transformación insólito y nuestras prioridades deben cambiar. Al menos deberíamos plantearnos nuevos hábitos sostenibles con los que poder contribuir a la causa.

El cambio climático está haciendo estragos en nuestro planeta como nunca antes lo había hecho y estamos a tiempo de frenar la rapidez con la que están teniendo lugar estos temidos cambios en forma de inundaciones, icebergs derretidos, sequías o especies desaparecidas.

Nos llegan informaciones malas cada día y aunque las grandes instituciones y multinacionales tienen mucho trabajo por delante, las personas que tanto partido sacamos a este planeta también deberíamos hacer algo al respecto.

¿Quieres tener un detalle con el mundo y empezar a vivir de forma más sostenible en 2022? ¡Toma nota de esos hábitos y lo conseguirás!

Compra cosas de segunda mano

Vivimos en un modelo de negocio muy poco ético basado en el consumismo voraz al que nos hemos habituado con mucha facilidad. De hecho, compramos prendas constantemente y las que ya no nos gustan terminan en la basura al poco tiempo.

El mercado de segunda mano se encuentra en auge y comprar objetos que aún son útiles o a los que podemos darles una segunda vida es una magnífica forma de contribuir. Gastamos mucha ropa, tal vez demasiada, y seguimos consumiendo año tras año para ir acorde a las tendencias. Sin embargo, ¿por qué comprar prendas nuevas cuando podemos adquirirlas de segunda mano en muy buen estado?

Pásate a una compañía energética sostenible

Siempre contratamos nuestro suministro de electricidad con las mismas compañías de siempre. Sin embargo, puede que no sepas que existen algunas alternativas sostenibles para obtener energía. Una opción viable es surtirnos de energía a través de una cooperativa que ofrezca energía renovable y cuyo funcionamiento sea ético. Tanto en Madrid como en Barcelona existen.

Utilizar las redes para informar o divulgar

No hace falta crear campañas enormes ni contar con miles de seguidores. Lo único que hay que hacer es concienciar a los demás a través de nuestras cuentas, e informar y divulgar cuestiones importantes a nuestro círculo más íntimo o cercano. Hay que animar a la gente a que tome conciencia de todo e internet tiene un potencial enorme para hacerlo posible.

Cuidar nuestra salud mental a través de la meditación

Puede que parezca una tontería, pero si estamos ansiosos o nos puede el estrés, no podremos concentrarnos ni pensar en positivo. Es posible que si el mundo se pierde, no nos importe demasiado si no nos encontramos bien. Por esa razón, para velar por el planeta y aportar nuestro granito de arena, antes debemos cuidar nuestra salud mental.

Dar pequeños pasos cada vez

No hace falta que te involucres del todo desde el primer momento. Empieza dando pequeños pasos e irás consiguiendo grandes cosas. Por ejemplo, una manera de minimizar el impacto medioambiental es reducir el consumo de productos de origen animal. Hoy día, ser completamente sostenible es una tarea imposible, pero es mejor empezar a serlo un poco que nada.