Trucos básicos para lucir un cabello perfecto

Responsive image

by Sonia Baños
¿Quieres lucir siempre una melena radiante? Con estos simples trucos que no te costará nada llevar a cabo, podrás lucir una melena ideal cada día.
 

Cuidar y mimar nuestro cabello a diario es tan imporante como nuestra piel. Si quieres mantener tu cabello sano y bello, es básico que le prestes la atención que se merece y pongas en práctica algunos pequeños trucos.

No salgas nunca con el pelo húmedo

Sobre todo en invierno, ya que cuando bajan las temperaturas se puede helar el cabello y romperse aunque tú no te des cuenta.

Cuidado con las temperaturas

Si eres de las que usan habitualmente plancha o secador debes vigilar con la temperatura de estos aparatos. Evita que sean muy altas porque dañan el cabello.

Separa el tiempo entre tintes

Es necesario que haya un tiempo prudencial entre tinte y tinte para que el cuero cabelludo tenga tiempo de recuperarse entre una aplicación y otra. Si te crece muy rápido y aparecen las raíces, puedes esconderlas durante unos días con correctores capilares de color.

Pon un pañuelo de satén en tu vida

Recupera la moda de los pañuelos de seda o satén y así evitarás que el cabello se encrespe sobre todo durante la noche.

La coleta, tu gran aliada

La coleta es tu mejor amiga sobre todo los días que hay excesivo viento. Con ella, evitarás que se enrede y se llene de nudos. Escoge entre las que se recogen a la altura de la nuca para dar un toque más serio o, si deseas un aire más informal y juvenil hazte una cola de caballo lo más alta posible.

Dedícale 5 minutos de mimos antes de acostarte

Del mismo modo que limpias y cuidas tu rostro antes de ir a dormir, es importante que le dediques una especial atención a tu cabello. Serán solo 5 minutos. Cepillarlo antes de ir a la cama favorece la circulación sanguínea y exfolia el cuero cabelludo, eliminando restos de producto potenciando el brillo.

Corta cada 3 meses

Es importante que cortes puntas cada 3 meses, si tienes el pelo muy fino es preferible hacerlo cada 2. Es un corte de limpieza en el que basta con cortar pocos milímetros para fortalecer.

Evita productos con excesivos ingredientes químicos

Cambia tus hábitos de lavado y cuidado del cabello y empieza usar productos libres de sulfatos, parabenos o derivados del petróleo que lo que hacen es formar una película que alteran el cuello cabelludo, provocando picores y descamación.

Cuida la alimentación

Cuidar tu alimentación y comer de una forma equilibrada es básico para nuestro organismo y se ve reflejado en nuestro cabello. Consume a diario frutas y verduras, y bebe alrededor de 2 litros de agua para hidratar desde dentro tu cabello.

Azúcar para el picor de cuero cabelludo

¿Te pica la cabeza cada vez que te tiñes? Soluciónalo con la ayuda del azúcar. Pon una cucharadita de azúcar en el bol donde tengas el tinte y aplica esta mezcla con naturalidad, ¡y se acabaron los picores y la irritación!