Cómo ahorrar agua en casa de la manera más fácil

Responsive image

by Sonia Baños
¿Sabías que tan solo un 1% del agua que hay en la Tierra está disponible para el consumo humano? Por ello, consumirla de una manera coherente y racional es, además de una obligación, una necesidad. Descubre en este post todo lo que puedes hacer para tener un consumo responsable del agua en casa.
 

¿Qué podemos hacer para no gastar tanta agua y ayudar así al medioambiente? Con unos pequeños gestos podemos hacer una gran labor sobre el consumo de agua a diario y contribuir así a conservar la belleza y la salud de nuestro planeta.

Pequeños gestos que nos ayudan a ahorrar agua

En primer lugar, es importante que seas consciente que el agua no debe de malgastarse y que únicamente debes consumir la absolutamente necesaria. Da valor a cada gesto y contribuye a reducir el gasto.

  1. Es primordial que escojas electrodomésticos eficientes energéticamente. Seguramente sean más caros, pero a la larga el ahorro es evidente. Los electrodomésticos con clasificación energética A son los que menos energía consumen.

  1. Si tienes lavavajillas, evita enjuagar los platos antes de meterlos en la máquina. En muchos hogares se tiene la costumbre de pasar la vajilla por agua y eliminar los restos de suciedad antes de introducirla en el lavavajillas y es un error. No solamente por el gasto de agua, sino porque los nuevos electrodomésticos cada vez son más efectivos y eliminan todos los restos de suciedad por muy difíciles que sean.

  1. Opta por utilizar el lavavajillas antes que por lavar los platos a mano. ¿Sabía que un lavavajillas al día consume 25 litros de agua, mientras que lavando a mano dos veces al día se consumen 120 litros de agua?

  1. A la hora de cocer los alimentos, opta por cocinarlos al vapor.

  1. Intenta acumular ropa para que pongas la lavadora siempre llena. No hagas cargas medias porque el consumo de agua es el mismo.

  1. Usa reductores o limitadores del caudal de agua en los diferentes grifos de tu hogar. Estos limitadores ayudan a conseguir un ahorro del 50% de agua. En la ducha también hay cabezales con reducción del área de difusión.

  1. Ducharse en lugar de bañarse supone un ahorro de más de 100 litros. De hecho, en un baño se gastan 15 veces más agua que en la ducha.

  1. Mientras te lavas la cara y los dientes, cierra el grifo. Lavarse los dientes con el agua abierta consume alrededor de 6 litros, en cambio, utilizándola solo cuando la necesitas consumirás medio litro.

  1. Evita vaciar más de lo necesario la cisterna del váter. Cada vez que se vacía se gastan entre 5 y 20 litros de agua. Además, ese importante que uses una cisterna de doble botón que limita las descargas a 3 litros o a 6 litros.

  1. Recoge el agua de la lluvia y reutilízala para regar macetas o el jardín de casa. Al estar libre de productos químicos, también puedes utilizarla para la limpieza del hogar.

  1. Revisa cada cierto tiempo tuberías y griferías para evitar posibles fugas que generan valiosas pérdidas de agua y dinero.