Falsas creencias sobre el sueño que ayudarán a cuidar tu salud

Responsive image

by Mirian Díaz
Estos mitos erróneos sobre el sueño provocan daños en la salud de la población. ¡Conócelos y potencia tu bienestar!
 

Dormir es un proceso fundamental que necesita el ser humano para vivir. Ahora bien, pese a que es una parte clave, existen ciertos hábitos que pueden perjudicarlo. Por esa razón, desde aquí vamos a nombrar algunos mitos asociados a la calidad del sueño para que puedas apostar por los hábitos que son más adecuados.

Es muy importante conocerlos para adoptar un sueño reparador con el que poder obtener la energía que necesitamos en el día a día. El sueño y la salud tienen una relación directa y es preciso brindar una información veraz respaldada por especialistas de la salud para desterrar falsas creencias que pueden hacer mucho daño.

Algunas personas solo necesitan dormir 5 horas para funcionar bien

En realidad, los adultos que duermen 5 horas o incluso menos buen sufrir ciertos trastornos cardiovasculares, inmunitarios, mentales metabólicos. Algunos estudios han demostrado que la media de horas que necesitamos emplear para dormir está en torno a las 7 horas y media. Si solo duermes 5 horas y crees que no necesitas dormir más porque te sientes bien, lo cierto es que no eres la única, aunque estamos hablando de excepciones.

Una persona que puede quedarse dormida sin importar el lugar ni el momento es una buena señal

Lo cierto es que si te quedas dormida en el cumpleaños de tu madre o durante el descanso de al mediodía en la oficina, significa que no has dormido lo suficiente y que tu cuerpo necesita dormir más. Si eres propensa a quedarte dormida en situaciones que se salen de lo normal, es signo evidente de la falta de descanso.

Cuanto más envejecemos, más dormimos

Los adultos necesitan emplear 7 a 8 horas al día para dormir, algo que también sucede en el caso de las personas de la tercera edad. Sin embargo, es posible que algunas enfermedades impidan ese sueño reparador que el cuerpo necesita, de ahí que los ancianos tengan la necesidad de echarse una siesta cada día para compensarlo. Sin embargo, la necesidad de descanso no se satisface de esta forma.

Es importante dormir 7 horas, independientemente de si lo haces de día o de noche

Por regla general, dormir por el día da lugar a un sueño menos reparador y saludable que el nocturno hasta el punto de estar asociado a problemas de salud físicos y mentales. Por esa razón, las personas que trabajen de noche, deben adoptar rutinas y hábitos adecuados para tratar de ajustarse al ritmo del reloj biológico natural, teniendo en cuenta el patrón de luz y oscuridad que forma parte de él.

Dormir más horas de las que tu cuerpo necesita

Curiosamente, diversos estudios científicos han demostrado que las personas que duermen más, hablamos de 10 horas o más, presentan un índice de mortalidad superior que aquellos que duermen entre 7 y 8 horas. La razón es muy sencilla: necesitar dormir más suele estar relacionado con algún tipo de problema o falta de descanso. Estamos hablando del caso de los adultos, porque en el caso de los niños y adolescentes se sabe que necesitan dormir más horas, algo que contribuye con su desarrollo.

Privarnos de una noche de descanso puede tener consecuencias muy negativas

Efectivamente, la sensación de bienestar no es la misma y el rendimiento tenderá a reducirse, pero no afectará a la vida de la persona de forma alarmante. A partir de la segunda noche, los efectos empezarán a ser más visibles.

Los ronquidos no son una señal asociada a un problema de salud

Ciertamente, cuando roncamos existe una resistencia de la entrada de aire que en algunos casos puede acarrear problemas inmunológicos, metabólicos o vasculares.

Si no se tiene sueño, lo más recomendable es intentar dormir sin levantarnos de la cama

Al permanecer un tiempo en la cama intentando dormir, la mente se activa hasta provocar un trastorno de insomnio. Para romper ese círculo vicioso, lo más adecuado es salir de la habitación y llevar a cabo cualquier actividad que nos relaje. Si notamos que el sueño aparece, podremos volver a la cama.

Las personas que padecen insomnio, pueden dormir la siesta para recuperarse

Las personas que no pueden dormir con facilidad, tendrán que acudir a un especialista para combatir el insomnio. Dormir una siesta cada día sólo potenciara nuestra dificultad para dormir por la noche.

Una pequeña siesta puede ser beneficiosa si la noche anterior no se ha dormido correctamente por alguna razón, pero en caso de un trastorno del sueño, no es recomendable hacerlo habitualmente.