4 maneras de dejar ir el resentimiento

Responsive image

by Estefanía Grijota
El resentimiento es una emoción compleja, se trata de algo que ocurrió en el pasado y que aún te produce ira tan solo de pensarlo. Se construye cuando no obtenemos el reconocimiento que creemos merecer por nuestras bondades entonces y esfuerzos dados en aquella relación.
 

Gastamos nuestro tiempo y energía siendo generosos con los demás, pero a menudo es a nuestra costa. Si no tenemos cuidado, el resentimiento puede acumularse si la gente no te lo está devolviendo en la misma medida.

Sentirte resentida puede considerarse irracional porque se detiene en los errores percibidos como cometidos por otra persona en lugar de sus causas. Así ¿Cómo podemos dejar ir el resentimiento? Te hablamos de 4 maneras de dejarlo ir.

1. Aceptación

La aceptación es una parte importante de la comprensión del papel que juega en su vida las cosas malas del pasado y cómo superarlo. Para encontrar la paz, primero debes aceptar que el resentimiento es una parte normal de la vida y responder de una manera empoderada.

Muchas de nosotras estamos familiarizadas con la importancia de la aceptación de la enfermedad, la muerte, la pérdida y el dolor. Sin embargo, muchas personas no son conscientes de que la aceptación puede ser tan importante cuando se trata de problemas más menores como los celos, la ira e incluso la felicidad. Tendemos a pensar que la aceptación significa aprobación, pero eso no es cierto. No es necesario aprobar las acciones o comportamientos de alguien para aceptarlos. La aceptación es simplemente aceptar lo que está sucediendo a tu alrededor y trabajar desde allí.

2. Autoconciencia

La autoconciencia es la capacidad de entenderte a sí misma y a tus hábitos. Cuando eres consciente de ti misma, tienes una mejor idea de lo que te hace funcionar. Al comprender su personalidad, comportamiento y sentimientos, puede aprender formas de mejorarte a sí misma y administrar mejor las relaciones en tu vida.

Para mejorar su autoconciencia, examina tus pensamientos y sentimientos honestamente. Observa si son consistentes o no con la forma en que quiere verse a sí mismo o qué tipo de persona quieres ser. Si no, haz un esfuerzo consciente para cambiar esos comportamientos que no se alinean con la forma en que quieres que los demás te perciban.Ser consciente de ti misma te ayudará a dejar ir el resentimiento.

3. Cambia tu perspectiva

Para cambiar tu perspectiva, necesitas replantear tu pensamiento. ¿Por qué ocurrió esta situación? ¿Qué puedes aprender de él? ¿Cómo puedes crecer a partir de esto? ¿Cómo te beneficiará dejar ir el resentimiento a largo plazo?

El resentimiento se trata de aferrarse a una idea o creencia, y es difícil dejarlo ir. Es importante ver el lado de las cosas de la otra persona y sus motivaciones de por qué hicieron lo que hicieron. Tal vez tus padres nunca te abrazaron cuando eras un niño porque no pensaban que así era como a los niños se les debía mostrar amor.

Algo podría haber sucedido en su infancia, decidiendo no tocarse por completo. Si miras el panorama general y te das cuenta de que muchos factores influyeron en cómo alguien se comportó contigo, puede hacer que sea más fácil para ti entender por qué sucedió algo y luego seguir adelante.

4. Abraza la ira, no dejes que te controle

Hay dos cosas importantes que entender acerca de la ira y el resentimiento. Primero, es una emoción natural que todos experimentamos periódicamente. Y segundo, donde hay ira, también hay casi siempre un tinte de miedo.

La ira tiene una función importante: es un mecanismo de defensa diseñado para protegernos de situaciones potencialmente peligrosas. Y como tal, su inclinación natural puede ser controlar su ira y mantenerla dentro para que no se le vaya de las manos.

Pero no solo no puedes eliminar la emoción, sino que intentar hacerlo podría hacerte sentir más resentido. Y lo que es peor, no lidiar con tu ira de manera oportuna puede permitir que se convierta en resentimiento, y luego tienes algo que te roe.

Foto principal: Pexels