12 ideas saludables para perder peso

Responsive image

by Carmen Reija. Farmacéutica y divulgadora sanitaria
Los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son demoledores. Aproximadamente el 40% de la población adulta mundial tiene sobrepeso, es decir, más de 2 mil millones de personas presentan, o están en riesgo de presentar, obesidad. Es importante mantener el peso a niveles adecuados para evitar los problemas asociados a su desequilibrio. Seguir una dieta para adelgazar te ayudará, pero debe ser pautada por un especialista.
 

Si estás decidida a reducir tu peso, es importante que lo hagas de manera saludable y evites caer en las denominadas dietas "milagro" o cometas errores porque alguien bienintencionado te dé su opinión. Los expertos en nutrición recomiendan:

1-Iniciar la dieta conociendo todas las ventajas e inconvenientes de hacerla para poder alcanzar unos objetivos realistas. Creer que vas a perder diez Kg. en un mes no es, en absoluto, realista y puede provocarte frustración no lograrlo.

2-Recibir la información correcta de fuentes adecuadas. Para que una dieta resulte eficaz, es preciso que sea personalizada. Resulta fundamental tener en cuenta la edad del interesado y la velocidad en que su organismo metaboliza los alimentos ingeridos. Entender que la pérdida de peso se relaciona con la ingesta y el gasto (metabolismo y actividad física, por ejemplo), aumentará la eficacia de tu decisión.

3-Conocer la motivación real para realizar la dieta. Cualquier razón es válida, pero debe ser lo suficientemente importante para ti, para que no desistas cuando te genere un gran esfuerzo cumplir las pautas necesarias.

4-Acudir al médico o especialista que realice los controles necesarios para poder recomendar lo más adecuado para ti. No todos somos iguales ni partimos de la misma situación. Es importante conocer las necesidades personales y adaptar la dieta a la realidad de la persona implicada.

5-Cambiar hábitos alimentarios para poder planificar una dieta saludable. En ocasiones, somos nuestros peores enemigos, aunque ni siquiera nos damos cuenta. El sedentarismo, por ejemplo, resulta demoledor para la ganancia de peso y la dificultad para reducirlo.

6-No dejar de comer para bajar de peso. Es una idea que circula por todas partes pero no se ajusta a la realidad. Se recomienda sustituir algunos alimentos excesivamente calóricos por otros con menor aporte, pero no dejar de comer.

7-Comer despacio y masticar varias veces cada bocado.

8-Realizar varias comidas al día (5 o 6 según algunos especialistas, aunque no todos coinciden), sin que pase mucho tiempo entre una y otra, productos saludables y en poca cantidad.

9-Seguir las pautas de la dieta mediterránea para bajar de peso y mejorar tu salud a varios niveles. Reducir o eliminar grasas saturadas, carnes rojas y azúcares es muy recomendable.

10-Incluir en la dieta diaria alimentos saludables. Pescado, marisco, frutas, vegetales, frutos secos y aceite de oliva virgen son muy recomendables.

11-No aumentar el consumo de proteína considerado adecuado para la salud. Otra idea descabellada. Se recomiendan, aproximadamente, 25 gramos para mujeres y 38 gramos en el caso de los hombres.

12-Eliminar alimentos inadecuados. No se recomienda consumir bebidas gaseosas (que contienen azúcar en exceso), alimentos fritos, embutidos grasos (como el chorizo o salchichón) y alimentos procesados (con excesiva cantidad de azúcar).